Los primeros en conquistar el camping ya disfrutan de su afición favorita

A la apertura ya había caravanas a la espera para acceder al recinto.

Gilberto Ramos, natural de Arrecife, ocupa ya la parcela 211 de la Zona de Acampada de Papagayo. En la mañana del miércoles día 21 de junio era el primero en entrar en este espacio, justo a las 12:00 horas, cuando abrió sus puertas a los campistas más tempraneros de la temporada; que no eran pocos (unos 10).

Paulatinamente, mientras charlábamos con Gilberto, se iba sucediendo la entrada de caravanas al área, ocupando cada una de ellas la parcela acordada. También algunas personas se acercaban a la recepción para alquilar allí su sitio durante las próximas semanas o días.

Lo cierto es que casi todos ocupamos la misma parcela siempre, porque llevamos mucho tiempo viniendo y casi tenemos los barrios hechos…”, nos comentaba Pablo, otro de los lanzaroteños que acudieron este miércoles a la primera jornada de la temporada, y que estará todo el verano. Pablo, mientras conversaba, iba desplegando la parafernalia de su nuevo hogar estival con la ayuda de sus familiares.

Gilberto Ramos, de Arrecife, es un habitual en el camping; y el primero en entrar este año.

Porque gran parte de los campistas lo tienen en el ADN; está claro. Pablo tiene el vehículo desde hace dos décadas, pero su afición, como le sucede a muchos conejeros, le viene de antes. Y pasó por la tradicional utilización de la caseta (tienda de campaña), un acto que los más veteranos isleños saben que se hacía “en cualquier lugar”.

Pero las cosas han cambiado y, como nos recordaba Gilberto, “ahora contamos aquí con las comodidades de una zona de acampada”. Y si de comodidades hablamos, hay televisión claro: “A veces coges la señal de Montaña Mina, o también puedes de Montaña de la Muda (en Fuerteventura)… Y se ve bien”, nos comenta. 

Sopla algo el viento este miércoles, y continúa el goteo de campistas para “coger el sitio”; ese en el que habitualmente también conoces a los tradicionales vecinos: “Bueno, supongo que Miguel Cabrera estará por aquí pronto, o Juan, que también acampa ahí”, nos cuenta mientras apunta al terreno acotado que está justo en frente.

La fijación de la caravana, una tarea primordial para “cimentar” bien tu casa para muchos momentos del verano.

No son pocos los que instalan la caravana para todo el verano -Gilberto, ya prejubilado, es uno de ellos- aunque es evidente que incluso estos no todos permanecen allí durante ese tiempo ya que trabajan o lo hacen sus familiares. Los fines de semana o el mes de vacaciones es cuando se multiplica su estancia; una estancia, por cierto, que les sale en torno a los 250 euros al mes, incluyendo agua y luz.

La convivencia no es mala, “aunque siempre hay alguna prenda”, apostilla Gilberto… “Esos no saben que lo que rompes no lo paga el Cabildo; nos afecta a todos”. Él cree que “seguro que en pocos días entrarán unas 100 caravanas y auto caravanas”, para iniciar así la actividad habitual del único camping insular, un espacio made in Lanzarote donde a partir de hoy pueden encontrar a Gilberto Ramos y a los suyos. Estará allí, como tantos otros, disfrutando del verano al aire libre, “y con alguna que otra cervecita” en la mano.

Pablo también fue hoy uno de los más madrugadores.

Algunos datos del camping

Como ha sucedido en años anteriores, el Área de Acampada de Papagayo, que cuenta con 284 parcelas, será gestionado por la empresa pública Tragsa a través de una encomienda de gestión del Cabildo de Lanzarote. Los precios públicos a aplicar por acampar, publicados en el Boletín Oficial de la Provincia del 14 de junio, diferencian este año entre campistas residentes en la isla y no residentes.

En cuanto a los residentes, la parcela para acampada de un máximo de cuatro personas en caseta tiene un precio de 5 euros al día y de 8 para la de autocaravana o remolque, lo que supone en ambos casos un incremento de un euro respecto a la tarifa aplicada el pasado año. Para no residentes el precio asciende a 7 euros y 10 euros por día, respectivamente.

Además por cada campista extra que pernocte en la parcela se deberá abonar dos euros si es residente y tres euros si no lo es. Y como novedad los visitantes, tanto residentes como no residentes, que no pernocten deberán abonar un euro por el uso de las instalaciones.

Los preparativos para instalarse.

La inversión hace unos meses de unos 750.000 euros provocó el pasado verano la puesta en marcha de las mejoras, habilitando un campins con diez barbacoas, un kiosco, un área de sombra, una rampa de acceso hasta la playa para sillas de ruedas, nuevos baños para personas con movilidad reducida y mejora de los existentes, el vallado del perímetro o el incremento de parcelas.

Asimismo, dicha inversión permitió la instalación de una depuradora de última generación que se espera entre en funcionamiento tras su apertura y de un sistema contraincendios, la adquisición de dos grupos electrógenos, la renovación y ampliación de la instalación eléctrica, así como la instalación de plantas fotovoltaicas que permitirá a los usuarios disponer de luz eléctrica las 24 horas del día.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Anónimo dice:

    Vamos Simor!!

  2. Felo dice:

    La señal de televisión que se emite desde Fuerteventura. Es desde la Montaña La Muda, no La Mula. La misma está en el pueblo de Tindaya.

  3. La Pescadería dice:

    Viendo a Gilberto Ramos, se nota que la cosa está ” Fina “.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies