Buches y Diabletes pone en valor los tesoros del Carnaval lanzaroteño

La Casa Amarilla de Arrecife inauguraba en la tarde del martes la exposición Buches y Diabletes, promovida por el Cabildo de Lanzarote y comisariada por Benito Cabrera.

Algunos de los miembros de Los Buches junto a Pedro San Ginés y Echedey Eugenio.

Se trata de una puesta en escena diáfana de las dos tradiciones señeras del Carnaval de Lanzarote; dos elementos patrimoniales ancestrales que presiden todos los cosos carnavaleros de la Isla y ocupan un lugar destacado en cualquier cita de este tipo a la que acuden, tanto en el panorama regional como nacional.

La muestra hace un recorrido por muchas de las manifestaciones del Carnaval rural, histórico y patrimonial que se realizaban, y se siguen realizando aún, en las islas.

Algunos de los Diabletes, junto a los organizadores y el comisario de la muestra.

En el capítulo de agradecimientos, el presidente insular, Pedro San Ginés, subrayaba durante la inauguración el trabajo que vienen desarrollando estas décadas las directivas de ambos colectivos, y destacó la labor que han desplegado en esta propuesta expositiva los profesionales de la Casa Amarilla, quienes, de manos del comisario Benito Cabrera y con las aportaciones fotográficas desinteresada de un ramillete de lanzaroteños, “han logrado poner en marcha una muestra emocionante”, aclaraba San Ginés en un discurso donde también habló de “orgullo” y “tradición”.

Echedey Eugenio, consejero responsable de la gestión política de la Casa Amarilla, se refirió a la “oportunidad” de sacar adelante en estas fechas “una exposición que recoge dos referencias ancestrales de los carnavales de Lanzarote”, algo de lo que “deberíamos sentirnos orgullosos”, afirmó. “Es un merecido homenaje a ambas tradiciones ancestrales; y es una obligación de todo pueblo conocer su historia y darla a conocer a las generaciones que vienen detrás.”

La exposición permanecerá en la Casa Amarilla hasta abril.

Por su lado, el comisario de Buches y Diabletes, Benito Cabrera, vino a subrayar la vertiente de “identidad” que recoge la colección, “donde observamos también cómo el carnaval nos vincula por igual a otros lugares del planeta”. Detalló el folclorista e intérprete canario algunas de las líneas de trabajo seguidas en esta exposición, aludiendo a la celebración del Carnaval Tradicional de Teguise; e hizo hincapié en la aportación al conjunto que logran “imágenes modernas y audiovisuales que nos muestran el dinamismo que atesoran ambas tradiciones”, cualquiera de las cuales, dijo, “está a la altura de cualquier elemento patrimonial que la UNESCO pueda o no reconocer; pero tenemos primero que conocerlo y quererlo nosotros”.

Un trabajo coral

Para esta muestra, que permanecerá abierta hasta finales del mes de abril, se han producido y creado imágenes exclusivas realizadas por los fotógrafos Nico Melián y Joaquín Vera. Además la muestra incluye piezas audiovisuales y un corto documental cuyo autor es el videocreador David GP.

Buches y Diabletes exhibe un planteamiento estético expositivo muy cuidado que ha corrido a cargo de la joven diseñadora lanzaroteña Carmen Corujo.

Buches y Diabletes incluye producción visual diseñada para esta cita.

La muestra está dirigida a todo tipo de públicos, tanto a residentes como visitantes nacionales y extranjeros, de ahí que los textos también aparecen traducidos al inglés.

Otro de los objetivos principales de la exposición es hacer llegar a los escolares este tipo de tradiciones y manifestaciones culturales, para ello se ha confeccionado una guía didáctica dirigida al alumnado con la finalidad de completar pedagógicamente la visita, segúin subrayan desde la organización de la muestra.

La exposición también muestra un conjunto de imágenes del Carnaval de la capital de Lanzarote a principios del siglo XX, con un nutrido grupo de retratos en estudio y de fotografías tomadas en exteriores.

Diabletes de Teguise

Su origen se remonta a varios siglos en el tiempo y constituyen los diablos carnavalescos por excelencia de Canarias. Inicialmente estuvieron ligados a la celebración del Corpus Christi, al igual que sus parientes los Diablos de Yare (Venezuela) o, más cercanamente, el de Tenerife.

Los Diabletes simbolizan el sentido primigenio, festivo y esencial del antiguo Carnaval y tienen paralelismos en otras latitudes como los Caretos de Ousilhao (Portugal).

Los Buches de Arrecife

Los Buches de Arrecife son un vestigio del antiguo Carnaval. No sabemos su antigüedad exacta en Arrecife, aunque hay referencias escritas a finales del siglo XIX. Lo que antaño fuera una manifestación espontánea y participativa se acabó perdiendo, pero en 1963 un grupo de amigos resolvió hacer renacer esa tradición en forma de parranda marinera que evocara ese antiguo Carnaval.

En 1991 editaron un disco con diseño de César Manrique, cuya lámina original puede contemplarse en la exposición. Como hacen los Buches cuando salen a la calle, la tradición carnavalera del golpeo, con sus modificaciones, arraigó en muchos lugares. Bajo los nombres de guirrio (León) o pantallas (Galicia). En Canarias también aparece en los carneros de Tigaday (El Hierro).

Otros carnavales

La exposición muestra otras manifestaciones como el Carnaval tradicional de La Aldea de San Nicolás (Gran Canaria), que ha recuperado elementos tradicionales de costumbres ancestrales que tienen que ver con los rituales de fertilidad. También se exhibe el Mataculebra, una manifestación recuperada en Tenerife y que constituye una clara influencia cubana en los carnavales canarios.

Otra de las tradiciones más arraigadas en el Carnaval tradicional canario era la de empolvarse a sí mismo y a los demás con harina o talco. El ejemplo más conocido es, sin duda, el de Los Indianos en La Palma.

Murgas y entierro de la sardina

La murga es todo un género coral-teatral-musical con carácter festivo, irónico y desenfadado. Parece que las chirigotas gaditanas son las que más influyeron en las actuales murgas de Canarias.

Esta manifestación se extendió desde España a otros países de América. En el ámbito festivo, lo más conocido del Miércoles de Ceniza es el llamado Entierro de la Sardina, muy celebrado en Canarias. Como precedente a la adopción de esta práctica, se celebraban tradiciones de quema simbólica de muñecos de figuras humanas en varias localidades de Canarias.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Casiano dice:

    ¡¡ Lo que fue la Parranda de los Buches, y en lo que se ha convertido ¡¡.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies