Así luce el Puerto de Playa Blanca tras casi dos años de trabajos

Imagen aérea del estado actual de los trabajos de ampliación (Cedida).

Para finales de este año, al cumplirse los primeros 24 meses de la obra de ampliación del Puerto de Playa Blanca, la previsión del Gobierno de Canarias es que las adjudicatarias hayan ejecutado 26 millones de euros, por lo que restarían 14 millones para los ejercicios 2020 y 2021.

En 20 meses -de diciembre de 2017 a agosto de 2019- se ha ejecutado un 52,31% del presupuesto destinado a esta importante obra, unos 21,6 millones de euros. Además, los trabajos de rellenos están ejecutados al 70%.

La UTE que integran las empresas FCC-Mosquera y Carrasco Obras ha hundido ya los 13 cajones de hormigón armado que conforman el nuevo dique de abrigo. En total se han construido 16 cajones de hormigón de 33,6 metros de largo, 19,6 de ancho y una altura entre 15 y 17 metros, que han sido trasladados por mar desde Arrecife a Playa Blanca, para crear el dique (13 cajones) y un brazo de otros de tres cajones que conectará con el futuro muelle interior del nuevo puerto.

La culminación del dique es uno de los hitos de esta obra que comenzó a finales de 2017 y cuyos plazos de ejecución “van mejor de lo que se había previsto inicialmente”, según sostienen desde la Consejería de Obras Públicas del Ejecutivo autonómico.

Una vez culminado el dique de abrigo, la UTE adjudicataria continuará trabajando en la creación del muelle sobre esta alineación, además de en los rellenos de la zona interior y en culminar la primera alineación, es decir, el dique en talud de 300 metros de largo que une la ampliación del puerto a tierra.

Este dique en talud está formado por una escollera que aún se está completando con bloques de hormigón de 16 toneladas de peso cada uno.

Duplicará superficie

Con las obras de ampliación, el puerto de Playa Blanca duplicará su superficie, pasando de los actuales 91.470 metros cuadrados a los 205.569 metros cuadrados previstos. Con todo, subrayan los promotores de los trabajos que la infraestructura se integra en su justa medida en el entorno sin convertirse en un mastodonte.

La inversión se destinará principalmente a la ejecución de una dársena exterior con capacidad para dos ferris, como los que operan en la actualidad, y con la posibilidad de albergar, adicionalmente, a cruceros de tamaño medio en el nuevo dique de 300 metros de longitud.

El puerto contará también con una nueva estación marítima, con zona comercial de 2.300 metros cuadrados, así como con nuevas explanadas en las que se ubicarán más zonas de embarque y aparcamiento.

El muelle existente se destinará a embarcaciones de pesca, recreo y deportivas, aumentando su capacidad actual de 162 atraques a unos 210.

El de Playa Blanca es uno de los puertos más importantes por volumen de pasajeros de los que conforman la red de la empresa pública Puertos Canarios, ya que hasta julio de este año habían pasado por estas instalaciones más de 600.000 pasajeros, cerca de 140.000 coches y motos, y 27.000 vehículos industriales.

One Response

Add a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies