Quejas de comerciantes en el Mercadillo de la Villa de Teguise

Reprochan los vendedores del Mercadillo de la Villa de Teguise al alcalde Oswaldo Betancort que no se reúne con ellos/as desde noviembre de 2018. “Esto, a pesar de los muchos problemas que arrastramos desde antes de esa fecha, agravados en la actualidad por el desastre socioeconómico que la pandemia ha traído”, subrayan en su queja pública.

Estiman los trabajadores/as que operan en este mercadillo dominical que la nueva normativa que aplicará el consistorio “excluye a vendedores por exigencias de dudosa legalidad”, y no entienden que no se hayan renovado las licencias desde 2019.

Demandan un encuentro al máximo nivel con el primer edil, para allí poder plantear sus opiniones. Por ejemplo, creen que las plazas ofertadas actualmente -alrededor de 120- son un número “claramente insuficiente si otros compañeros deciden sumarse”; y aunque el Ayuntamiento plantea hacer turnos, apuntan los comerciantes que hay alrededor de 380 licencias en vigor.

Otro de los asuntos que critican es que una vez retomada la actividad, en marzo pasado, firmaron la solicitud para continuar en el evento-mercadillo hasta abril de 2022, y explican que los hicieron porque les dijeron que serviría para evitar papeleos, con la esperanza, añaden, de “volver al mercadillo tradicional cuando la situación sanitaria lo permitiese”.

Sobre este asunto, sostienen que el concejal Eugenio Robayna les expresó, el 18 de abril, que no volverá el mercadillo normal hasta abril de 2022 sea cual sea la situación sanitaria. Y por ello, un grupo de vendedores presentó el 28 de abril un recurso de reposición “en contra de la convocatoria de este evento-mercadillo por considerarlo contrario a derecho y lesivo para los vendedores”, tal y como lo definen ellos.

Los vendedores adscritos al evento-mercadillo piden al Ayuntamiento, ante esta impugnación, “medidas de resolución y protección que garanticen la actividad para todos”.

Habrá reunión

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Teguise, su concejal Eugenio Robayna adelanta que habrá reunión, y matiza algunas de las críticas “de solo algunos de los numerosos comerciantes que trabajan en el Mercadillo”, dice.

El concejal advierte que actualmente hay un plan de seguridad para 140 puestos, y que, por ejemplo, el pasado domingo “se montaron sólo 115 puestos, quedando libre una importante cantidad de stands”. También añade que el pago de las tasas “se le está exigiendo solamente a quienes montan el puesto, ya que lo contrario sería irregular”.

Y también explica Eugenio Robayna que el rechazo a tener que afrontar el coste por parte de los vendedores de las carpas homologadas, “es una queja que no comparte la mayoría de los comerciantes, porque ellos saben que desde 2017 se les está exigiendo esta cubierta”. Por último, asegura que “en breve” habrá reunión entre este colectivo y el primer edil local.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 4 mayo, 2021

    […] Ayuntamiento de Teguise ha aprobado definitivamente las subvenciones para centros educativos y AMPA correspondientes al […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies