Interceptado a la carrera tras abandonar su vehículo ante un control de tráfico

Un conductor ha sido denunciado por agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana e Intervención (USCI) de la Policía Local de Arrecife tras huir en la madrugada del domingo de un control de tráfico y negarse a realizar la prueba de alcoholemia. El sujeto tenía el permiso de conducir suspendido cautelarmente.

El hombre abandonó su vehículo a la carrera ante un control de la USCI establecido en la calle La Inés; y fue interceptado en la calle Triana por los agentes, ante la mirada de varios testigos.

Los hechos tenían lugar sobre las 2:00 horas de este domingo, día 24 de noviembre.

El conductor, antes de protagonizar la persecución a pie en la que lo siguieron los agentes, había dejado su vehículo en medio de la calzada al percatarse de que había un control policial a pocos metros.

Una vez interceptado por los efectivos de la USCI, el hombre se negó a realizar la prueba de alcoholemia. Se daba la circunstancia de que esta persona tenía en vigor una suspensión judicial del permiso de conducción por delitos contra la Seguridad Vial.

Con tres retiradas del permiso

El conductor denunciado en este control de tráfico era encima reincidente ya que le constaban un total de tres suspensiones judiciales del permiso de conducir por delitos contra la Seguridad Vial, según confirmaban luego los agentes. Ahora le llegará la cuarta suspensión.

Según la legislación en esta materia, se enfrenta a dos posibles delitos recogidos en el Código Penal: uno por negativa a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas; y otro posible delito de conducción tras haber sido privado cautelarmente del permiso o licencia por decisión judicial.

El primero de los delitos podría acarrearle de seis meses a un año de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años. El conducir privado del permiso podría suponer penas de prisión de entre tres a seis meses o multa de doce a veinticuatro meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies