Ecologistas en Acción, contra el proyecto de la planta desaladora en La Santa

COMUNICADO DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN SOBRE EL PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE UNA DESALADORA EN LA SANTA (TINAJO)

Como ya es algo evidente la desalación del agua del mar representa en la actualidad la alternativa para el suministro esencial de agua en determinadas zonas del planeta. El territorio español, peninsular e insular, a causa de las condiciones climáticas está incluido dentro de las zonas de mayor escasez de agua y en Lanzarote, particularmente, se estableció la primera Desaladora de agua (EDAM) en 1964.

La presente realidad climática ha llevado a la aprobación de una desaladora que estará ubicada en el terreno anexo a la actual EDAR Nordeste de Lanzarote.

Con este proyecto se pretende dar abastecimiento de agua a las zonas de cultivo de los Municipios de Tinajo y Teguise, evitando el riego actual con aguas recicladas procedentes de aguas grises, lo cual supone un claro riesgo ecológico y alimentario. Desde Ecologistas en Acción Lanzarote entendemos la necesidad del sector agrícola para el desarrollo y sustento de su actividad, por ello defendemos y apoyamos la urgencia de disponer aguas de regadío de calidad que fomente la soberanía alimentaria y un uso sostenible de esta práctica.

Nuevamente se ha visto la falta de alternativas viables y sostenibles propuestas por las autoridades a un problema real y necesario, al presentar un proyecto de construcción de una planta desaladora de agua de mar por ósmosis inversa que lleva consigo, además, la creación de un punto emisario de salmuera, un molido de 70 metros de altura, dos pozos de captación.

Este proyecto presenta dos puntos críticos y conflictivos, la localización de la desalinizadora próxima a la depuradora de La Santa, la cual inyecta sus emisarios o residuos al suelo, no lejos de los pozos de captación del agua marina de la desalinizadora pudiendo generar un posible foco de contaminación por infiltración.

El segundo punto conflictivo de este proyecto, el emisario de salmuera que se localizaría en las proximidades de la ría de La Santa, próximo a la zona de especial conservación dentro de la red natura 2000 denominado “Los Risquetes”; 9,1 hectáreas de zona intermareal rocosa, caracterizada con pedregales encharcados, en los cuales se desarrolla flora y fauna que conviven creando un espacio único y delicado. Destacando el camachuelo trompetero un pájaro muy amenazado, el lagarto atlántico o majorero y otras especies importantes de avifauna como el alcaraván común, el chorlitejo patinegro, el corredor sahariano, la garceta o la cigüeñuela comunes, incluyendo la frecuente presencia de aves limícolas, y de aves migratorias en su uso estacional periódico de estos ambientes.

El emisario submarino, localizado pasado la zona intermareal afecta a la presencia de unos pequeños Sebadales. Estas praderas submarinas son consideradas un oasis de vida, que ayudan a incrementar la biodiversidad por aportar refugio y alimento, por su labor de guardería de los alevines de diversas especies, y absorbe el dióxido de carbono reduciendo el porcentaje de gases de efecto invernadero. Son ecosistemas esenciales para la vida marina, además desde un punto de vista económico, el un valor pesquero de la biomasa en los sebadales se ha calculado que ascendería a más de un millón de euros.

Por otro lado, fomenta la fijación del sustrato marino, evitando la erosión y la modificación de los fondos marinos, evitando la movilidad de arena en nuestras costas, tan necesarios para los ecosistemas dónde vive la famosa gamba de La Santa.

Está demostrado que un emisario es un riesgo evidente para la biocenosis (conjunto de organismos que viven en determinadas condiciones de un medio). La afectación que un emisario de salmuera podría causar a estos fondos marinos son incrementos locales de salinidad (43 a 90 ups) pues esta salmuera no se diluye inmediatamente, sino que al ser un fluido más denso que el agua de mar provoca que se quede en zonas próximas al fondo creando un flujo laminar que puede afectar a organismos bentónicos (que viven en el fondo marino como moluscos). Los efectos más significativos se producen en sebadales, algas, plancton, etc. pudiendo sufrir el llamado “choque osmótico letal” por deshidratación irreversible de sus células, y en casos menos extremos puede dar la muerte celular parcial. Los peces y otros organismos móviles no se ven afectados por la salmuera, pero si se verían la reducción de sus fuentes alimentarias y zonas de criadero de los alevines.
Por otro lado, los aditivos químicos del pretratamiento (floculantes, antiincrustantes y biocidas) pueden implicar una disminución localizada del pH del agua por los ácidos añadidos y una perturbación de las poblaciones de microorganismos marinos y plancton.

Desde Ecologistas en Acción no apoyamos, ni aprobamos un proyecto de desalinización con un emisario de tal volumen y con pozos de captación próximos a la depuradora de La Santa que implique no solo la alteración y destrucción del equilibrio en un ecosistema natural y protegido, sino también un peligro para la población y la economía pesquera local.

Exigimos el estudio de alternativas viables a este proyecto, como la posibilidad de realizar un pozo filtrante sustituyendo al emisario, evitando estos vertidos. Algo imposible en la mayoría de la costa del territorio peninsular debido a la contaminación de acuíferos, pero totalmente viable en el territorio insular debido a los escasos acuíferos presentes en Lanzarote».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies