Tumban una banda que facilitaba documentos falsos a menores llegados a la Isla

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización criminal que facilitaba documentación falsa a menores migrantes y han detenido a siete personas en Murcia. Los menores llegaban a la isla de Lanzarote en patera e ingresaban en diferentes centros habilitados para los menores extranjeros en Las Palmas de Gran Canaria para, posteriormente, escaparse y contactar con ciudadanos marroquíes que les ofrecían la posibilidad de llegar a la península.

Los implicados retiraban la documentación falsa a los menores después de que la utilizaran para el viaje, dejándolos en una situación de indefensión que empeoraba su condición actual. Por este motivo, los propios menores se presentaban ante autoridades policiales peninsulares, a fin de poder ingresar nuevamente en los centros habilitados para su acogida.

1000 a 2000 euros por persona

La red criminal, integrada por ciudadanos de origen marroquí, se aprovechaba de la situación precaria en que se encontraban los menores para lucrarse. Familiares de los menores se encargaban de pagar a los responsables de la organización una cantidad que fluctuaba entre 1000 a 2000 euros por persona. Los menores migrantes llegaban a la isla de Lanzarote en patera.

Allí eran trasladados a los centros destinados a su acogida y emplazamiento temporal en la isla de Las Palmas de Gran Canaria. Posteriormente, se escapaban de estos centros con la intención de poder viajar a la península.

Contactaban con integrantes del entramado criminal para poder realizar el viaje a diferentes provincias de la península. Los implicados les suministraban los medios necesarios, tales como la documentación y los billetes de viaje.

Agencias de viaje y locutorios

Familiares de los responsables regentaban varias agencias de viaje y locutorios que utilizaban para facilitar los billetes de avión. Los miembros de la organización realizaban los pagos y las reservas de estos vuelos. Los detenidos retiraban la documentación falsa a los menores cuando llegaban a la península, dejándolos a su suerte.

Muchos de los menores volvían a presentarse ante autoridades policiales para tener acceso de nuevo a los centros de menores, dada esta nueva situación de indefensión en que los dejaban.

Además, los integrantes de la red cambiaban el itinerario de acceso a la península movidos por la presión policial, en un intento de continuar su actividad delictiva, llegando a utilizar la ruta de los Balcanes vía aérea desde Marruecos a Italia o Francia y trasladando a los menores en camión desde estos países hasta su destino en España, sufriendo la consecuente penalidad del viaje, según han explicado desde la Policía Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies