Tercera victoria seguida del Lanzarote en un partido con susto arbitral

El árbitro abandonó el campo indispuesto a la media hora de juego.

El colegiado tinerfeño Cristopher Negrín no pudo finalizar hoy su trabajo dirigiendo el choque entre la UD Lanzarote y el CF San Mateo (2-0), en la Ciudad Deportiva. Una indisposición lo dejó desorientado en el campo, y obligó a la suspensión durante unos 45 minutos del enfrentamiento. Tras la reanudación del envite, la escuadra “rojilla” lograba encarrilar un partido donde los porteros y la falta de acierto rematador hicieron que cada gol se vendiera muy caro.

Tras un inicio sin incidencias, discurría el partido con un juego de ida y vuelta; cuando algunos jugadores se percataron que el colegiado no se encontraba bien; había caído su silbato y parecía desorientado en el terreno de juego. Se paralizó el partido y todos se acercaron al juez del partido, siempre consciente, para ayudarlo a ganar el vestuario.

Allí, el tinerfeño Cristopher Negrín permaneció junto a sus dos auxiliares y varios encargados federativos y de la UD Lanzarote, esperando la llegada de la ambulancia. En el interior de la caseta se pudo en contacto por teléfono con su familia para tranquilizarlos tras sufrir lo que parecía un problema de tensión arterial.

Unos 15 minutos después llegaba la ambulancia del Servicio de Urgencias Canario (SUC), y fue atendido y valorado por los sanitarios. Todo se encontraba bien, con niveles de saturación y tensión correctos. Desistió de acudir a un centro hospitalario; pero estaba claro que no podía seguir pitando el enfrentamiento.

Cristopher Negrín, aturdido durante unos minutos, fue ayudado a alcanzar la caseta.

Finalmente el primer auxiliar del trío arbitral, Brahim Ahmed, sería quien dirigiera el resto del enfrentamiento tras la llegada de un nuevo segundo auxiliar. Y entonces, tras 45 minutos de incertidumbre, finalmente se retomaba la contienda y Christopher lo observaba todo desde la banda.

En los últimos 15 minutos del primer período, la UD Lanzarote seguía llevando el peso y las ocasiones, bastante claras en las botas de Miguel Yunes, Alberto Escudero o Nico; aunque el San Mateo también tuvo las suyas en disparos de Pitu y Felipe.

En la segunda mitad el panorama no cambió, con una disputa permanente en la media y juego vertical por parte de ambos rivales.

El partido lo tuvo todo en la segunda mitad: un golazo, un penalti y un resultado incierto.

El golazo lo anotó Miguel Gómez para la UD Lanzarote; desde unos 25 metros y al conectar un zurdazo que pilló algo adelantado al meta Ale, impecable todo el choque. El balón entró por la escuadra y dio alas a los “rojillos”.

El penalti lo tuvo a su favor el San Mateo, ya en el recta final del partido, con 1-0 en el marcador. Pero el portero Alejandro adivinó la dirección y rechazó el lanzamiento, evitando el empate.

Alejandro adivinó la intención del lanzador y desbarató el empate del equipo grancanario.

Ya en el descuento, espoleado por una afición hoy modélica, la UD Lanzarote consiguió el segundo (2-0) fruto de un remate en área de Brad, quien recogía un balón rechazado de un corner.

En la próxima jornada -la 15ª- la UD Lanzarote (21 puntos) visita al Unión Güimar; mientras que el US Yaiza (18 puntos), que cayó el sábado ante el Tamaraceite (2-0), recibirá al CD Tenerife B en Lanzarote.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies