Siguen la conservación de la seba fina bajo los puentes costeros arrecifeños

El Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Arrecife han dado continuidad el pasado mes de junio al estudio “Evaluación del estado de conservación de la seba fina (Zostera noltei) en la isla de Lanzarote y adopción de medidas para su conservación”, proyecto cofinanciado por el Programa Operativo FEDER Canarias (2014-2020).

El trabajo, encomendado a la empresa Elittoral, Estudios de lngeniería Costera y Oceanográfica S.L.N.E,  dio comienzo en 2017. En las primeras apreciaciones se concluyó el estado de vulnerabilidad de los sebadales de la marina de Arrecife, único municipio de Canarias en el que perviven manchas de esta especie situados en la playa de El Reducto y bajo los puentes del Castillo de San Gabriel.

Ya el pasado año el Ayuntamiento de Arrecife colocó un dispositivo de protección alrededor del parche en la playa. Y este año se establecerán medidas de conservación similares en el área de los puentes de la bahía capitalina.

Esta vez los trabajos se centraron en las proximidades de los puentes costeros de la ciudad.

Las praderas de plantas marinas son una parte muy importante de los ecosistemas costeros, pues proporcionan refugio y alimento a los peces y otros animales, protegen la costa de las tormentas y la erosión, mitigan el cambio climático y producen oxígeno, según advierten los expertos.

Las praderas de plantas marinas, como es la seba fina, están desapareciendo en todo el mundo debido a la contaminación de las aguas costeras, la construcción costera, el cambio climático y las especies invasoras.

En España, la Zostera noltei está protegida y calificada como vulnerable en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. En Canarias se mantiene un único hábitat en Arrecife, cuyo ecosistema se pretende recuperar por completo a través de esta iniciativa.

Según ha informado el concejal de Medio Ambiente, Tomás Fajardo, “el proyecto contempla la instalación de dos tipos de dispositivos de protección alrededor de las plantas en peligro de extinción que el Reducto se revelaron muy eficaces”.

Al igual que en El Reducto, un conjunto de postes conectados con cordón tendido limitará el área habitada por las plantas. Estos polos también servirán a los científicos como marco de monitoreo fijo durante la duración del proyecto. Adicionalmente, alrededor de algunos de los parches se colocarán Unidades Artificiales de Fanerógamas Marinas (ASUs) para proteger a las plantas del movimiento de sedimentos y las corrientes marinas.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies