San Bartolomé distingue a Ico Arrocha y a la Fundación César Manrique

Los familiares de Ico Arrocha recogían emocionados la distinción municipal.

El Teatro Municipal de San Bartolomé acogió en la noche del viernes la concesión del título de Hijo Adoptivo a título póstumo a Ico Arrocha, y la entrega del Premio Ajey a la Fundación César Manrique; dos de los galardones más protocolarios del consistorio.

El acto abrió con la actuación de la coral municipal, que interpretó cuatro temas Fulgida luna, Yo te diré, La vie en rose y Sorondongo. Luego, la presentadora leyó el acuerdo plenario en el que se conceden los galardones.

A continuación dio comienzo la parte solemne del acto con la proyección de un video que resumía la trayectoria del primer galardonado de la noche, La Fundación César Manrique, que con 25 años de trayectoria recibió el Premio Ajey a la Protección de la Naturaleza y Medio Ambiente.

La alcaldesa, María Dolores Corujo, dedicó palabras de reconocimiento a la dilatada trayectoria: “El Ayuntamiento de San Bartolomé quiere resaltar, poner en valor y sobre todo, agradecer, la enorme tarea emprendida por la Fundación César Manrique hace ya 25 años. Porque si la labor de conservación, estudio y difusión de la obra y el legado artístico de nuestro vanguardista y visionario César han sido primordiales en su proyecto, no lo ha sido menos la defensa del territorio de Lanzarote. De esa isla que Manrique amó, enmendó, protegió y mostró al mundo como símbolo de convivencia entre el hombre y el medio”.

José Juan Ramírez recogía el Premio Ajey.

El premio fue recogido por José Juan Ramírez Marrero, presidente de la FCM, que agradeció al Ayuntamiento de San Bartolomé la concesión de este premio. Reconoció su satisfacción por el reconocimiento a la labor desarrollada por la FCM en materia territorial y medioambiental, justo en el 25 aniversario.

“Una ya larga y nada fácil ni cómoda trayectoria en la que, en la medida de nuestras posibilidades hemos procurado mantener vivo el espíritu y el legado de César Manrique. En particular procurando contribuir a que, en nuestra isla, siga siendo compatible el bienestar de las personas con la identidad de un paisaje tan valioso y singular como el nuestro. Esa voluntad de servicio público, construida con independencia desde los ámbitos de la cultura y el medio ambiente, tal y como César nos enseñó, ha orientado nuestras acciones, movidas siempre, con mayor o menor acierto, por un propósito de contribuir al bien común y al bien de Lanzarote”, expuso Ramírez en el escenario.

Ico Arrocha, un folclorista de prodigiosa voz

El acto continuó con el homenaje a Ico Arrocha en este acto en el que se le otorgó el título de Hijo Adoptivo de San Bartolomé (a título póstumo). Un emotivo vídeo resaltó su voz, su vinculación con el municipio y con la música y canto de la tierra, destacando los 39 años que fue miembro de Guadarfía, agrupación de la que fue cofundador, pero destacando por encima de todo el talento, la portentosa voz y al hombre.

La alcaldesa dedicó sencillas y sentidas palabras; “Sin lugar a dudas, Ico Arrocha fue uno de los grandes baluartes de esta agrupación con su prodigiosa voz, participando en numerosos encuentros musicales, festivales, fiestas y programas de televisión que ensalzaron su gran valía. Probablemente, si sus raíces no hubieran sido tan sólidas podría haber volado lejos y vivir exclusivamente de la música, pero siempre antepuso su familia y la isla.

Ligado a Guadarfía hasta su final, logró estremecer este teatro y engrandecer el Festival José María Gil, referentes municipales de la cultura musical tradicional, canto y baile de la tierra.

Se apagó la voz de Ico pero su presencia sigue latente, porque las acciones y la música lo perpetúan”. Un tremendo aplauso con el patio de butacas en pie fue el reconocimiento a Ico Arrocha, su hijo, sonando una isa a capela acompañado por El Colorao, como guiño a la perpetuidad de su voz, y con su imagen proyectada de fondo, Albano Arrocha, recogió la medalla, en el momento más emotivo de la noche, arropado por su madre, familiares, amigos y familia del folclore.

Ofreció mirando al cielo la medalla a Ico, agradeció con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada: “El nombramiento, a unas horas del aniversario de su fallecimiento”. Añadió “llora Canarias, llora Venezuela, ha sido un año duro también para Guadarfía y para nosotros que hemos tenido que adoptar otras responsabilidades.

El acto concluyó con la actuación de la Agrupación Guadarfía, que tocaron y cantaron para los asistentes y como homenaje al que fuera “su gran solista” Ico Arrocha, se lanzaron con la mazurca “Bella Flor”, la Isa “Damián el zapatero”, Seguidillas y la “Malagueña Ajei”, esta última pieza acompañada por el cuerpo de baile.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies