Pendientes en La Palma de las dos nuevas coladas que discurren al norte del cono

El derrumbe la pasada noche de parte del cono del cráter principal en Cumbre Vieja (La Palma), ha originado nuevas coladas que discurren provocando destrozos en la zona, aunque se desarrolla por zonas ya evacuadas y dentro del área de exclusión.

El Director Técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), Miguel Ángel Morcuende, detalló este sábado que hay nuevos bloques de material que se incorporan a la colada principal y aparecen dos coladas nuevas que discurren en la zona norte del cono.

Una de ellas, la situada más al noroeste, avanza hacia la calle El Paraíso en el municipio de El Paso, sobre las coladas anteriores, y ha ido perdiendo fuerza. La otra, situada más al sur de esta, también ha perdido mucha intensidad durante la mañana, según Morcuende.

Asimismo, comunicó que se vigila de forma constante la colada situada al sur del cono y que se está pegando a la principal, a la altura del punto limpio del callejón de La Gata, en el polígono industrial, ya que se trata de una masa de lava importante. Esta discurre por una zona donde hay una pronunciada hondonada que se prevé que la lava rellene en las próximas 24 o 36 horas.

Si la colada fuerza su salida, afirmó Morcuende, se estudiaría con modelos matemáticos y de peligrosidad cuál sería su curso hacia el mar y se tomarían las medidas de Protección Civil necesarias, por lo que recordó a la población que esté atenta a las recomendaciones de las autoridades del PEVOLCA y de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, como responsable del Plan.

El ramal del sur no ha llegado al mar

Por otra parte, Morcuende comentó que el ramal sur de la colada no ha llegado al mar y se encuentra parada, pero está creciendo en espesor. Al respecto, señaló que se encuentra cargando masa y se espera que próximamente, con el peso y la inercia, continúe su camino hacia el mar.

Por su parte, María José Blanco, directora del IGN en Canarias y portavoz del Comité Científico, explicó en su comparecencia que siguen activos los centros de emisión del cráter y no se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, así como otros observables superficiales, como emisiones visibles de gas, dentro de la zona de exclusión.

En este sentido, señaló que la morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración, como el que ha sufrido la pasada madrugada. El proceso eruptivo puede mostrar episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como pulsos con actividad freatomagmática.

En cuanto al crecimiento del delta lávico (fajana), la portavoz añadió que continúa extendiéndose en dirección norte-sur, alimentado desde varios puntos y alcanzando ayer una superficie de 32 ha.

Asimismo, precisó que, al haberse alcanzado el límite de la plataforma insular, si continúa el avance a profundidades mayores se podría producir un derrumbe de su frente, que podría estar acompañado de la liberación brusca de gases, explosiones hidromagmáticas y generación de olas, en el entorno del delta lávico y siempre dentro de la zona de exclusión ya establecida.

Provocando una gran ola

En ese sentido, Morcuende quiso hacer una llamada a la tranquilidad para la población, y explicó la probabilidad de que en el punto de ruptura se pueda producir una ola de hasta 5 m, que afectaría a un radio de 100-150 m exclusivamente. Precisó que la intensidad de la misma sería inversamente proporcional a la distancia, es decir, que conforme aumenta la distancia, su intensidad disminuye muy rápidamente, por lo que a media milla de la zona donde se produzca posible ruptura habría olas de menos de 2 m y probablemente a milla y media de máximo medio metro. En la bocana del puerto de Tazacorte, en el peor de los casos, se podría generar una ola de 25 cm en ese momento.

Informó de que la calidad del aire ha mejorado con respecto a ayer y continuará haciéndolo mañana, gracias a que la inversión térmica se sitúa a más altura y la mejora de las condiciones meteorológicas. Esta mejoría ha posibilitado que el aeropuerto de La Palma vuelva a estar operativo.

La altura medida hoy de la columna de cenizas y gases, así como su dispersión, alcanza los 3500 metros.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies