Los problemas de movilidad en Playa Honda exigirían una inversión de 93M€

Las instituciones públicas tendrían que gastarse durante los próximos años algo más de 93 millones de euros para solventar por completo los problemas de movilidad que exhibe Playa Honda. Al menos así figura en la estimación del estudio realizado por la empresa Desarrollo, Organización y Movilidad para el Cabildo de Lanzarote.

Este Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Playa Honda ha añadido las opiniones de colectivos e instituciones, un proceso participativo y de consulta que alimenta el documento técnico. Este diagnóstico final ha sido financiado a través del Programa Operativo FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020.
 
Según ha explicado el consultor y director del equipo redactor del Plan, Manuel Pineda, el Plan de Movilidad de Playa Honda contempla unas 40 medidas y propuestas incluidas en 8 líneas estratégicas. Todas estas propuestas cuentan con un cronograma y ficha presupuestaria -orientativa- con acciones ejecutables en el corto y medio plazo y otras a largo plazo con horizonte 2022-2030.

El total del presupuesto estimado de las acciones propuestas en el Plan ha sido valorado por la consultora en 93,7 millones de euros. De ellos, algo más de 41 millones de euros se han incluido dentro de la línea estratégica para la mejora de la seguridad y eficiencia de la red viaria. Este aspecto viene referido a las alternativas para descongestionar los accesos a la zona residencial y comercial de Playa Honda y a la LZ2.

Arrecife y Playa Honda pusieron a prueba sus canalizaciones

El Plan recoge una propuesta a corto medio plazo de acceso a la LZ2 y al Deiland con un paso inferior que permita el paso peatonal y ciclista y carril específico (carril lento) para vehículos procedentes de Arrecife que evitará su paso por las actuales rotondas por las que se calcula un elevado tráfico actual de 38.000 vehículos/día.
 
Aunque el Plan incluye esta propuesta, el Cabildo de Lanzarote, a través de su Oficina Técnica viene trabajando desde hace tiempo en la redacción del proyecto que incluso cuenta en este 2019 con 1 millón de euros del Gobierno de Canarias para la ejecución de la obra.

Una intervención millonaria

Respecto a la remodelación de los accesos por la LZ2, el Plan analiza tres propuestas diferentes a largo y medio plazo, como son la ejecución de un viaducto, la construcción de un túnel soterrado y el desdoblamiento de la variante con el desvío del tráfico con destino al área industrial por dicha variante.

Esta última propuesta contempla -según el Plan de Movilidad- una valoración económica estimada de unos 41 millones de euros y es la propuesta que está recogida en el III Programa de Inversión en Carreteras de Canarias.

Esta es la opción defendida por Coalición Canaria en el Cabildo de Lanzarote. Su presidente, Pedro San Ginés, ha aclarado esta semana que “es lo que el Cabildo de Lanzarote pidió al Estado y entendió en ese momento que debía financiarse a través de ese convenio de carreteras Canarias-Estado”.

La petición de incluir el desdoblamiento con la variante fue consensuado y compartido por el Grupo de Gobierno entonces, cuya Consejería de Obras Públicas ostentaba el partido socialista que dirigía concretamente el consejero Andrés Stinga, según recuerda San Ginés.

No obstante, aunque la opción de la variante es la que está recogida en este convenio Canarias-Estado y a largo y medio plazo presenta también a juicio de la consultora que ha desarrollado el Plan de Movilidad para Playa Honda, más ventajas frente a las dos anteriores, el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, informó que ha dado “instrucciones a la Oficina Técnica para que saque a concurso público la contratación de un estudio que analice en profundidad y ex profeso la propuesta presentada por la iniciativa empresarial ‘Proyecto siglo XXI’ que propone el soterramiento de distintos tramos de las vías más transitadas en medio de cascos urbanos como Playa Honda, la zona de Argana Alta en Arrecife y, entre otras, el paso por el núcleo de Mácher”.

Algunas otras propuestas del Plan

Por lo que se refiere a la movilidad sostenible de este núcleo urbano, el Plan propone conseguir una reducción sustancial de las emisiones contaminantes y del consumo energético.

Para ello, es necesaria la disminución del uso del coche, como mínimo en los desplazamientos internos.

Se plantea alcanzar el 70% de utilización de modos sostenibles en los desplazamientos y destinar un 30% para el tránsito de vehículos.

La mejora de la cuota modal del transporte público en los desplazamientos interurbanos estará vinculado a la potenciación de este modo en el futuro, horizonte 2030, y a la aplicación de otras medidas de gestión de la movilidad en municipios cercanos como Arrecife.

El Plan recuerda que el núcleo residencial de Playa Honda tiene una longitud máxima de 1,7 km lo que hace que en los desplazamientos radiales, en el peor de los casos, los tiempos de desplazamientos no superen los 15 minutos a pie y los 5 minutos en bicicleta.

De este modo, se propone como objetivo que ningún ciudadano quede a menos de 3- 5 minutos de la red básica peatonal y ciclista o de una parada de transporte público.

Para ello se plantea una gran trasformación del núcleo urbano que permita que como mínimo que ese citado 70% del espacio público sea destinado al peatón, frente al 30% de la calzada.

Movilidad peatonal

Dentro de las líneas estratégicas se propone la mejora del espacio público y la movilidad peatonal a través de la creación de supermanzanas con señalización y pavimento único, ampliación de aceras, y ejes peatonales de preferencia al peatón, como puede ser la calle Mayor.

Como actuaciones concretas dentro de este eje se recogen actuaciones de ampliación de aceras para el eje de la calle Boya y Chimidas, así como Alisios.

Entre otras actuaciones se plantea la ampliación de aceras, implantación de carril bici (doble sentido), supresión del doble sentido de circulación para la carretera de Las Playas, así como una actuación en la calle Mástil que actualmente dispone de aceras estrechas con unos carriles de circulación excesivamente anchos, de 3,8 y 4,8 metros.
 
La calle Cordel pasaría a considerarse vía cívica en el nuevo escenario de supermanzanas, así como varias alternativas diferentes para la calle Bergantín con actuaciones en varios tramos.

El documento es muy amplio y será entregado los próximos días al consistorio de San Bartolomé. La institución tendrá entonces en sus manos una planificación cuyo objetivo es que el le sirva de orientación durante las próximas décadas; y donde, es evidente, el problema más gordo se centra en los accesos de la LZ-2.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies