Los pescadores piden reorganizar el atraque para ganar competitividad

En la última reunión mantenida entre los responsables de la Cofradía de Pescadores de Playa Blanca, y el gerente de Puertos Canarios, Gustavo Santana, se abordó el traslado de la flota pesquera sureña hasta un pantalán situado más cerca de las instalaciones de la Cofradía.

Este aspecto -que ha sido asumido por Puertos- posibilitará, según Cristo Caraballo, el nuevo patrón mayor, no sólo una mejora en la carga y descarga del pescado, sino que facilitará la suma de otros ocho atraques. La reorganización solicitada nuevamente en los pantalanes, además de abrir un hipotético incremento de la flota, supone que puntualmente habrá espacio para botes de mayor tamaño en el atraque.

Además, ambas entidades acordaron la instalación de nuevos fingers en el Puerto, una intervención que también allana los trabajos de carga y descarga.

No quedó fuera de la agenda, según explican, otra de las históricas reivindicaciones de los pescadores, esto es, la necesidad de cerrar la zona de trabajo de los pescadores en el muelle pesquero, porque el tránsito de visitantes y curiosos en el Puerto puede resultar peligrosa en medio del tránsito de los profesionales pesqueros.

Pendientes de la reorganización de Órzola

Mientras los cambios en el dibujo de los amares pesqueros de Playa Blanca parecen perfilarse, más lejos están los de Órzola, en el norte. Hay que recordar que el Puerto de Órzola no es deficitario para el Ente Puertos Canarios: su saldo en 2015 fue de +50.000 euros, según el Gobierno. Y generó un tráfico anual de 364.000 pasajeros, unos guarismos que se disparan durante el verano.

El alcalde de Haría, Marci Acuña, volvía a explicar esta semana la necesidad de “reordenar los fondeos y la línea de atraque en Órzola” para conseguir la operatividad de los barcos pesqueros, algo que calificó como “una cuestión urgente”.

Argumenta Acuña que se han venido haciendo “apaños” durante los últimos años; mientras “una decena de embarcaciones de pescadores” del norte insular se ve obligada a adscribirse a la Cofradía de Pescadores de La Graciosa porque “no hay operatividad” en el Puerto.

Marci Acuña considera preciso actuaciones a corto, medio y largo plazo, y además de situar las reordenación de los fondeos como algo “urgente”, pidió que las obras del Puerto se “tomaran en serio”, apuntando a la mejora de la rampa de atraque (“que se encuentra deteriorada”) y de la línea de atraque como elementos necesarios para ganar en operatividad pesquera.

El parlamentario también subrayó que “las actuales limitaciones en el Puerto impiden que allí puedan ponerse en marcha nuevas propuestas de ocio y actividades como los centros de buceo”, dijo.

En este asunto, aunque no ha sido confirmado por Puertos Canarios, previsiblemente instalarán allí un pantalán provisional para este tipo de embarcaciones pesqueras.

 

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies