Los hoteleros no están dispuestos a pagar las reclamaciones falsas

Tras su reunión con touroperadores británicos, los empresarios han anunciado que tomarán “medidas contundentes” contra lo que definen como “la red delictiva” que se esconde en la serie de empresas y abogados que, según exponen, “intentan estafar al sector hotelero 60 millones de euros al año”, según los cálculos que realizan los empresarios.   

La paciencia de la industria hotelera española está llegando a su fin”, afirman desde el sector donde se integra también la patronal turística lanzaroteña, ASOLAN.

Doce meses después de que se detectaran los primeros casos de reclamaciones fraudulentas, desde las patronales afirman que “no se han puesto en marcha ninguna medida que minimice este número de reclamaciones, sino más bien todo lo contrario, los empresarios han dicho basta”. Esperan que 2017 sea todavía un año más complicado para el sector turístico y que el número de reclamaciones se incremente. 

Los hoteleros definen de “tibias” las medidas que se han puesto en marcha en el Reino Unido, como campañas de información a los consumidores o sistemas voluntarios de resolución de conflictos. Y también definen de “tímido” el inicio de la reforma legal del sistema de protección del consumidor.

Lo cierto es que estas medidas poco efecto han tenido entre los turistas cuyas reclamaciones siguen llegando en goteo incesante”. Además, las previsiones que manejan los propios turoperadores y hoteleros auguran una campaña de verano 2017 todavía “más complicada aún”, explican las patronales.

En los cálculos de los empresarios, consideran que más del 90% de las reclamaciones que reciben los turoperadores “son fraudulentas”, y “suponen una estafa” para los establecimientos hoteleros afectados. 

Si fueran ciertas, dicen, se habría decretado ya una alerta sanitaria mundial, exponen. Sin embargo, los números de casos asociados registrados por las autoridades sanitarias “no dejan de bajar por los mayores y mejores niveles de calidad, higiene y seguridad que se emplean en la industria hotelera española”.

Esta crisis de confianza provocaba hace unos días la reunión en Madrid entre los representantes de CEHAT y de las principales zonas turísticas afectadas: Baleares, Canarias, Costa del Sol y Benidorm/Costa Blanca con los principales responsables de ABTA, la asociación británica de turoperadores y agencias: Mark Tanzer, Chief Executive y Nikki White Director of Destinations and Sustainability.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies