La tradición de la noche de los finaos y el Día de Todos Los Santos

Cada cual vive la noche de los difuntos como le apetece, y aunque la moda nos empuja hacia el modelo anglosajón del «terrorífico» y comercial Halloween, lo cierto es que Lanzarote tiene su larga tradición en torno a estas fechas.

A fuerza de recordar tiempos pasados, por estos lares lanzaroteños, en la víspera del Día de Todos los Santos (hoy 1 de noviembre), en la llamada noche de los finaos, se guardaban castañas para asar, o almendras, y otras frutas, que se acompañaban con buches de anís, ron miel o vino dulce del país.

La tradición dice que esa noche, los jóvenes cogían la talega e iban visitando las casas pidiendo “los santos”: Tocaban en la puerta y preguntaban, ¿Hay santos? La dueña o dueño decía que sí; depositando en la talega almendras, nueces, higos pasados o castañas. Cuando los niños llenaban la talega volvían a casa contentos.

La palabra Finado o Finao va recuperando su uso en Lanzarote en los últimos años. Sin embargo, siempre ha sido muy habitual en lugares como Latinoamérica, Brasil, Galicia o Portugal. Es sólo la fiesta de los que han llegado “al fin” de la vida.

Aquí en Canarias, la tradición era que las familias se reunieran esas horas previas para recordar a sus difuntos. Sobre ellos contaban anécdotas, al tiempo que compartían una comida.

Es también, claro, la fecha en la cual se visitan los cementerios, se limpian lápidas y se adornan con flores las tumbas de los seres queridos. Y eso es lo que han hecho muchos lanzaroteños/as en las últimas horas, de forma libre, y sin las restricciones de entrada que hace un año imponía la -incontralada entonces- pandemia de Covid.

Ranchos de Ánimas

Antaño, en las islas, también recorrían los pueblos los “Ranchos de Ánimas”, que visitaban las casas cantando sus canciones lastimeras y orando por los difuntos.

Recogían ofrendas en forma de dinero, granos o semillas para encargar misas por los difuntos del pueblo.

Con el paso del tiempo estos grupos cantaría por Navidad, por lo que se transformaron en Ranchos de Pascua.

Funciones teatrales en la noche de los finaos

Han sido varios los ayuntamiento lanzaroteños que han organizado estos días funciones o caminatas teatrales en torno a la noche los finaos. En San Bartolomé, por ejemplo, la Casa Ajei acogió en 4 sesiones de micro-teatros con un nexo común a lo largo del recorrido por distintos puntos del emblemático inmueble: La temida muerte.

Actúa se lució, en estas más que aplaudidas representaciones en las que la lucha entre la vida y la presencia inexorable de la temida muerte; con una entrada triunfal entre tinieblas y con una luz blanca te transportaba a ese instante en el que parece sentirse la muerte en todo su esplendor.

En grupos reducidos, el público disfrutó de este recorrido con una muerte más blanca que nunca, poca luz, pero cuidados todos los detalles, con interpretaciones magistrales del elenco formado por Cel Martín Cedrés, Sara Fernández, Begoña Cedrés Mosegues, Tony Martínez, Yurena Martín Cedrés, Jorge de León, Elsa Déniz González, Ricardo Ferrera Sánchez, Salvador Correa Tavora, bajo la dirección de Germán Barrios y como regidor Alby Robayna, dieron espectáculo, intriga, y animación a una Noche de Finaos, en la que San Bartolomé, con teatro por bandera, cerró la XIII Semana Cultural de Teatro de San Bartolomé.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 2 noviembre, 2021

    […] El espectáculo ‘Plegarias’ cerró por todo lo alto la semana de ‘Calles Encuentadas’, con una propuesta vanguardista que hizo reflexionar al público sobre la muerte y los miedos en torno a la pérdida de la vida en la Noche de Finaos. […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies