La sombra del cierre se cierne sobre las instalaciones municipales de Arrecife


Tanto el Partido Popular como Coalición Canaria han exigido al Gobierno de Arrecife soluciones ante el inminente cierre de las instalaciones deportivas y culturales, ya que el jueves finaliza el contrato que el consistorio tiene firmado con la empresa LUDE, para la apertura y cierre de dichas instalaciones.

El servicio de LUDE incluye los diez centros socioculturales de la capital, ocho campos de fútbol, el Centro Cívico, la Casa de la Juventud, la Casa de la Cultura y las canchas y parque infantil de Las Salinas.

Advierten desde la oposición que Arrecife corre el riesgo de tener que cerrar sus instalaciones porque no se ha cerrado un acuerdo entre las partes.

El portavoz adjunto del Partido Popular en el Ayuntamiento, Jacobo Medina, denuncia hoy además la situación de “incertidumbre” en la que en estos momentos se encuentran los 25 trabajadores de la empresa encargados del servicio y sus familias ya que, “de no arreglarse la situación, se verán abocados a perder su puesto de trabajo”.

El concejal del Partido Popular considera “una desfachatez absoluta que de nuevo el PSOE ponga en jaque a la miles de usuarios, niños y jóvenes, que no van a poder disponer de espacios en los que desarrollar sus actividades por propia ineptitud”.

Los populares han solicitado incluso la celebración de un pleno extraordinario y urgente para abordar este asunto.

Por otra parte, para el concejal portavoz de Coalición Canaria en el consistorio, Samuel Martín, “se ha venido advirtiendo por activa y por pasiva que la empresa LUDE, no podía seguir prestando el servicio tras haberse finalizado el contrato, y al final hemos llegado al día 1 de noviembre (día festivo), fecha anunciada por la empresa para el fin del servicio; y al grupo del PSOE le da igual: ni hay un reconocimiento del dinero que se les adeuda, ni se sabe nada de la convocatoria de un nuevo concurso de adjudicación”, según exponía el edil nacionalista.

El cierre de los centros socioculturales, las canchas de fútbol, baloncesto y demás instalaciones, “es un golpe directo a la yugular de toda la ciudadanía, este grupo de gobierno no quiere ni a Arrecife ni a sus vecinos. Todo les da igual. A partir de mañana, muchos equipos verán suspendidos sus entrenamientos y la poca actividad cultural que queda en el municipio desaparecerá por completo. Eso sí, se les llena la boca diciendo que Arrecife es una ciudad amable”, ha lamentado Samuel Martín.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 7 noviembre, 2018

    […] medida se produce después de que haya caducado el contrato de la empresa con el Ayuntamiento, estando pendiente administrativamente el servicio del nuevo […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies