La planta de remineralizadora de Janubio ofrece por fin calidad al agua

Suponemos que a partir de estos días, y una década después, algunos vecinos de Playa Blanca empezarán a mirar con otros ojos el agua que sale por sus grifos.

Y es que lo anunciaba este miércoles el Consorcio del Agua de Lanzarote: la puesta en marcha la planta remineralizadora de la Central de Desalación de Janubio, que permitirá a los vecinos del municipio de Yaiza recibir agua de abasto remineralizadada y, según aclaran, “en óptimas condiciones tal como exige la normativa medioambiental vigente”.

La obra, consistente en la instalación de un sistema de postratamiento de remineralización mediante lechos de calcita, explican, ha contado con una inversión cercana a los 600.000 euros, y comenzó a ejecutarse a mediados del pasado año tras ajdudicarse a la empresa Hormigones Insulares por procedimiento abierto.

El presidente del Cabildo de Lanzarote y a su vez presidente del Consorcio del Agua, Pedro San Ginés, destacó sobre este asunto que “con la puesta en marcha de esta planta, que incorpora los últimos avances tecnológicos en la materia, se pone fin a un problema que venían padeciendo desde hace más de una década los vecinos del sur de la isla”, declaraba.

Por otra parte, San Ginés recordó que una vez culminada a mediados del próximo mes de diciembre la redacción del proyecto para la rehabilitación de la Instalación Desaladora de Agua de Mar (IDAM) de Janubio, se iniciarán los trabajos destinados a su renovación y modernización, que implicará la demolición del edificio, ubicado en la misma parcela donde se encuentra la planta remineralizadora, con el fin de reducir el impacto visual y el traslado de los módulos de desalación a otro edificio adyacente.

Estas obras, presupuestadas en torno a los 5 millones de euros, “aumentarán la eficiencia energética de la Central de Desalación de Janubio al reducir su consumo eléctrico”, acotan. Además garantizará el abastecimiento no sólo de la zona sur sino de toda la isla debido a que además permitirá impulsar caudales complementarios de agua potable hasta las zonas centro y norte cuando sea necesario, gracias a las obras de emergencia hidráulica que lleva a cabo el Consorcio y que incluyen la creación de una estación de bombeo reversible en el depósito de Uga.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies