La patronal turística demanda medidas tributarias que amortigüen la crisis

La protección de las personas y la salud centran ahora todas las prioridades, pero la emergencia sanitaria tiene y tendrá también un gran impacto en la economía. “Por eso es necesario empezar a tomar medidas que ayuden a paliar los efectos económicos de la pandemia”, explican hoy desde la Federación Turística de Lanzarote.

En este sentido, la Federación ha presentado este martes sendos escritos a los siete ayuntamientos de la isla y a la Red Tributaria, solicitando medidas encaminadas a paliar los efectos de la crisis sanitaria en el ámbito tributario local en el sector turístico insular.

“Desde la patronal turística somos conscientes del esfuerzo conjunto realizado por la sociedad isleña para mitigar y paliar en la medida de lo posible los efectos del coronavirus. Es responsabilidad de todos recuperarnos lo antes posible y volver a la normalidad a la mayor brevedad. De ello dependen muchas familias y gran parte de la economía lanzaroteña, pero para que sea posible, los poderes públicos deben adoptar medidas eficaces que favorezcan la viabilidad de las empresas y adapten las obligaciones tributarias a la situación actual”, ha reclamado desde la patronal.

Para la Federación Turística, lo primero que procede es adaptar las Ordenanzas locales a la situación empresarial derivada de la crisis del COVID-19, estableciendo exenciones al devengo de tributos por servicios que no se usan por el cierre temporal de la actividad y su necesaria puesta en marcha desde cero.

Asimismo, se demanda la exención del abono de la tasa de recogida de residuos y las tasas por ocupación de terrenos de uso público con mesas y sillas para el conjunto del sector turístico y del impuesto de circulación de vehículos respecto de los de transporte discrecional de viajeros, vehículos de alquiler con y sin conductor y actividades turísticas complementarias.

Así mismo, también plantean la bonificación de las cuotas del IBI para edificios e inmuebles del sector turístico que permanecen cerrados por Orden Ministerial y el Real Decreto del Estado de Alarma.
 
Defiende la patronal que el sector turístico desempeña “un papel estratégico, y su pronta recuperación contribuirá de forma inmediata a la restauración del conjunto de la economía insular y a la dinamización del empleo de manera directa e indirecta, y por ende, a la economía doméstica de muchas familias”.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies