La molina de don José María Gil está de nuevo en marcha en San Bartolomé

La tradicional molina retomó su actividad este mes.

El pasado 19 de julio, la molina de don José María Gil volvió a moler trigo y granos para convertirlos en el más tradicional producto gastronómico canario: el gofio.

Según confirman hoy desde el Ayuntamiento de San Bartolomé, han sido dos mujeres empresarias las que han retomado el proyecto, y hacen posible hoy que esta calle del pueblo vuelva a oler a molienda y a gofio tras la puesta en marcha de esta iniciativa privada.

Las instalaciones fueron visitadas recientemente por el concejal de Agricultura del consistorio, Raúl de León, y por el edil de Medio Ambiente, Alexis Tejera, quienes querían así poner en valor este emblemático espacio. Aprovechaban para tener entre sus manos este manjar de nuestra gastronomía tradicional, y disertaban sobre esta industrial artesanal con las nuevas responsables de la molina.

Aunque en Lanzarote es cierto que aún queda mucho camino por andar en esta industria artesanal -menos desarrollada que en otras islas- los concejales de San Bartolomé desearon todo el éxito del mundo en este entusiasta proyecto que también viene a potenciar tradiciones y conservar el patrimonio, así como a fortalecer el sector primario, según aclaran desde el consistorio.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies