La lava sigue discurriendo hasta el mar sin provocar nuevos desbordes

El aporte de lava por la erupción del volcán de La Palma discurre por las coladas existentes en un único cauce que se bifurca en ocasiones, especialmente en la zona baja, y llega al mar por tres puntos.

Desde el Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA) del Gobierno de Canarias han explicado que actualmente la colada 9, localizada en cotas inferiores en la zona más al sur, es la que cuenta con un mayor aporte de lava, mientras que las zonas 1 y 2 también tienen aporte, pero en menor cantidad respecto al día de ayer. El resto de coladas, se mantienen paradas.

Continúa la aportación de lava en la zona de los deltas lávicos provocando su crecimiento, aunque a menor velocidad, principalmente en la parte sur de d2.

Actualmente siguen activos varios centros de emisión con actividad variable (tanto de piroclastos y gases, como de lava) según se modifica la configuración de la zona eruptiva. Desde el PEVOLCA no se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, dentro de la zona de exclusión.

La sismicidad intermedia se mantiene baja

La altura de la columna eruptiva medida hoy a las 08:45 es de 3100 m, con dispersión en dirección SO.

La superficie afectada por la erupción volcánica alcanza las 1.019,79 hectáreas, 1,12 hectáreas más que en la última actualización, crecimiento que corresponde al delta lávico. La anchura máxima entre coladas se mantiene en 3.100 metros.

Según los datos facilitados por el Catastro, a día de hoy se han visto afectadas 1.460 edificaciones, de las cuales 1.181 son de uso residencial, 150 de uso agrícola, 67 de uso industrial, 34 de ocio y hostelería, 13 de uso público y 15 de otros usos.

Por otro lado, la portavoz del Comité Científico Científico y directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, indicó que se sigue manteniendo el nivel de sismicidad a profundidades superiores a 20 kilómetros. La sismicidad intermedia se mantiene baja y continúa localizándose en las mismas zonas. En este sentido, hoy la magnitud máxima ha sido de 4.7 mbLg en un evento registrado a las 05:24 horas a una profundidad de 37 kilómetros y sentido con intensidad máxima IV (en la escala de intensidad EMS).

Opera el aeropuerto

En lo referido a la emisión de dióxido de azufre (SO2) asociada al penacho volcánico, la portavoz del Comité Científico explicó que ayer fue menor que en días anteriores aunque continúa siendo alta, registrándose un rango de valores entre 2.000 y 4.000 toneladas diarias.

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), destacó que en el día de ayer los valores continuaron siendo bajos en el conjunto de estaciones de la isla, con niveles buenos y razonablemente buenos, salvo un episodio de alta intensidad en Los Llanos de Aridane, entre las 12:00 y las 14:00 horas. Este evento elevó la media móvil de 24 horas en esta estación hasta el nivel muy desfavorable, que se ha mantenido hasta hoy.

En estos momentos los valores registrados en Los Llanos de Aridane son bajos, por lo que los niveles de calidad del aire deberían ir mejorando si no se producen cambios significativos en las condiciones. En el resto de estaciones los niveles se mantienen entre buenos y razonablemente buenos.

Por lo que se refiere a las condiciones meteorológicas, Blanco comentó que la configuración del viento prevista dispondrá la nube de cenizas y SO2 hacia el O-SO del foco, lo que permitirá la operatividad aeroportuaria.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies