La Guardia Civil interviene en Arrecife 180kg de cocaína y arresta a 7 personas

Un local de ocio nocturno de Arrecife fue escenario clave en el desenlace de la operación “Daltones” de la Guardia Civil, desarrollada en Lanzarote -donde se producían la mayor parte de las detenciones y registros- Gran Canaria y Sevilla. En este operativo, saldado con 13 detenciones, se ha desmantelado dos organizaciones criminales especializadas en la introducción y distribución de sustancias estupefacientes a nivel mundial, y han sido intervenidos 180 kilos de cocaína en una discoteca de Arrecife.

7 de los 13 detenidos en la operación “Daltones”; y 8 de los 12 registros domiciliarios que se realizaban en estas últimas semanas tuvieron como escenario Lanzarote. La investigación para desmantelar estas redes criminales fue dirigida por el Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife.

Además, en los registros realizados por la Guardia Civil se lograba incautar otro 1,5 kilos de cocaína, además de 3 kilos de hachís, un velero, 9 coches de alta gama, 2 motocicletas y 200.000 euros en efectivo.

A los 13 detenidos, de nacionalidades española y colombiana, se les imputan los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales. Según los investigadores, la operación se desarrolló en diferentes períodos y con actuaciones coordinadas en los diversos ámbitos geográficos del territorio español.

En una primera fase, se consiguió identificar a los principales responsables de una red de narcotráfico, quienes, a finales de noviembre de 2016, habían conseguido introducir en la isla de Lanzarote un velero procedente de Sudamérica con una gran cantidad de cocaína.

Las bandas contaban con coches de alta gama, motos, un velero y una completa red de tráfico de cocaína y hachís.

Tras identificar y ubicar a todos los responsables de ese envío, así como el rol que ocupaba cada uno de ellos, la Guardia Civil pudo constatar que la organización contaba con dos centros neurálgicos: uno en Venezuela, de donde procedían los estupefacientes; y el otro en Lanzarote, desde donde los jefes de la organización impartían las directrices al resto de los implicados sobre como ocultar la mercancía, distribuirla, recolectar el dinero fruto de su venta y, finalmente, realizar envíos del dinero utilizando para ello “mulas”, que por vía aérea lo hacían llegar a otros miembros de la red residentes en Sevilla.

Negocios de ocio nocturno como tapadera

En una segunda etapa de la investigación, se comprobó que los responsables de la importación y transporte de la cocaína pretendían vender a otra organización criminal ubicada en Lanzarote, una gran cantidad de esta sustancia, lo que llevó a identificar a otro grupo perfectamente organizado que se servían de sus negocios de ocio nocturno para enmascarar su actividad delictiva, “haciéndola prácticamente indetectable”, según detalla la Guardia Civil.

Continuando con el caso, el pasado día 2 de abril los investigadores comprobaron cómo varias de las personas vigiladas organizaron una fiesta de música electrónica en un conocido local de ocio de Arrecife. Durante el transcurso de la fiesta, aprovechando la afluencia de público y vehículos al evento, las organizaciones criminales realizaron un intercambio de la cocaína, introduciendo la misma en el local donde se realizaba la fiesta, la discoteca Living.

Ante esta circunstancia, al día siguiente, esto es, el lunes día 3 de abril, se registró el citado local donde los agentes intervinieron 180 kilos de cocaína.

Encontraron 200.000€ en metálico.

Con posterioridad a la incautación de la droga ya se desencadenaron las detanciones. Como se ha referido, un total de 13 personas: 7 en Lanzarote, 2 en Gran Canaria y 4 en Sevilla. Y se realizaron otros 12 registros domiciliarios: 8 en Lanzarote, 2 en Gran Canaria y 2 en Sevilla.

Además, hay que recordar que en estos registros se consiguieron intervenir otro 1,5 kilos de cocaína dividida en trozos para su venta, 3 kilos de hachís, un velero, 9 coches, 2 motocicletas y 200.000 euros en metálico, abundante documentación relacionada con los hechos investigados, así como diverso material informático y de telefonía móvil.

Igualmente, sobre otras 2 personas implicadas en los hechos, la Autoridad Judicial ha emitido sendas Órdenes Internacionales de Detención.

La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife, ha sido llevada a cabo por Equipo Contra el Crimen Organizado de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil con sede en Canarias y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Sevilla, contando igualmente con la colaboración de Unidades Territoriales de Seguridad Ciudadana de las provincias en las que se llevaron a cabo las actuaciones y Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de Sevilla.

One Response

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies