La Guardia Civil detiene en Tenerife a un violento atracador de joyerías

Fue detenido en Arona. Aquí aparece junto a una furgoneta donde guardaba una pistola.

La Guardia Civil, en el marco de la “operación Caravanas”, ha detenido en Arona (Tenerife) a un hombre de 73 años de edad, de nacionalidad italiana, al que se le  atribuye, entre otros, la comisión a finales del pasado año, de un atraco violento en una joyería de una localidad de Suiza, previo secuestro de la familia propietaria del establecimiento.

Tras la detención practicada en Tenerife, se practicó un registro en su furgoneta – empleada como autocaravana – propiedad de la pareja sentimental del detenido, en la que se intervino un arma de fuego con abundante munición, gran cantidad de piezas de joyería, entre las que se encontraban piezas procedentes del atraco de Suiza y otras de desconocida procedencia, así como la vestimenta y calzado empleado para la comisión de este hecho delictivo.

Las investigaciones se iniciaron como consecuencia de la información obtenida de la Policía Federal Suiza a través de los mecanismos de cooperación policial internacional que la Guardia Civil emplea para potenciar las investigaciones y persecución de hechos delictivos graves cometidos en joyerías de toda Europa, mediante el empleo de armas de fuego.

Las primeras gestiones indicaron que el autor del atraco en la joyería tendría vinculación con España, por el empleo de una furgoneta tipo “transporter” con placas de matrícula de nuestro país. Asimismo, se empezó a sospechar que el autor podría ser una persona con poco arraigo familiar que dispondría de gran movilidad por todo el territorio europeo, sin un domicilio fijo y estable, lo que dificultaba en gran medida su localización.

Fruto del análisis de los distintos indicios que en el hecho delictivo de Suiza se habían obtenido, los agentes centraron sus investigaciones sobre una pareja de origen extranjero, afincada en las Islas Canarias.

Una vez identificadas plenamente estas personas, se establecieron sobre los investigados operativos encaminados a su localización, obteniendo sus frutos en la isla de Tenerife, concretamente en la población de Arona, donde fue detenido el presunto autor de robo. 

A través de la investigación y de las diversas pruebas obtenidas, al detenido se le relaciona igualmente con el homicidio de una persona cometido en 1997 en la ciudad suiza de Zurich, lo que acredita que esta persona tenía una amplia experiencia delincuencial, siendo  extremadamente peligroso.

Modus operandi en Suiza

El ahora detenido, en los días previos a la comisión del hecho delictivo, controló los movimientos de la gerente de la joyería en Suiza y de su hija menor de edad, siguiéndolas y observando sus pautas de comportamiento. Esta vigilancia fue grabada por diversas cámaras de seguridad de las inmediaciones del domicilio de las personas asaltadas y otras ubicadas en las proximidades de la joyería. 

A primera hora de la mañana del día de los hechos, interceptó a la gerente de la joyería en el acceso a su domicilio, intimidándola con una pistola y obligándola a acceder al interior del inmueble, para a continuación maniatar con cinta adhesiva y vendar los ojos al matrimonio y a su hija menor de edad. Igualmente, tras sedar con tranquilizantes a los miembros de la familia, les colocó en la espalda unos paquetes a modo de mochilas, manifestándoles que se trataba de material explosivo.

Acto seguido, a bordo de un vehículo de los joyeros se  desplazó junto con la familia hasta su comercio, obligando a los cónyuges a recoger las joyas, mientras tanto él, mediante coacción, mantenía retenida en el exterior del comercio a la hija de ambos.

Una vez con el botín del atraco en su poder, se dirigió junto con la familia hasta una estación de tren próxima donde liberó a las víctimas de los paquetes que llevaban adosados a sus espaldas y emprendió su huida.

Durante el tiempo que la familia de joyeros estuvieron retenidos en su domicilio, el detenido, aprovechando que la hija de estos se encontraba con sus capacidades mermadas por la ingesta del fármaco sedante,  abusó sexualmente de ella.

La investigación, dirigida por la Fiscalía Suiza y por los Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional, ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Organizada y por el Equipo Contra el Crimen Organizado de Canarias, ambos de la Unidad Central Operativa  (UCO) de la Guardia Civil, y la Policía Federal Suiza, contando con la colaboración de distintas Unidades del Cuerpo de los diferentes lugares donde se ha realizado la investigación y, en la fase de explotación, de la Comandancia de la Guardia Civil de Tenerife.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies