Estafan con una falsa donación a una persona enferma de cáncer en la Isla

Una persona es estafada en la isla de Lanzarote por delincuentes informáticos, utilizando la técnica de supuestas donaciones de personajes adinerados donde captan a personas con problemas económicos para ofrecerles cierta cantidad de dinero (donación). Recientemente, el Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias recibía varias notificaciones sobre esta metodología criminal.

El caso denunciado era el de una persona que trabaja como artista callejero y sus ingresos apenas le dan para subsistir. A esta persona le han diagnosticado una enfermedad grave, cáncer, por lo que deseaba comenzar el tratamiento cuanto antes debido a que no creía que en la Sanidad Pública lo atenderá lo antes posible.

Ante tal tesitura, decidió realizar una campaña para la recogida de fondos y, de ese modo, obtener el suficiente dinero para ser atendido en un centro sanitario privado a la mayor celeridad. Como es evidente, dicha campaña atrajo la afluencia de público que quería ayudar al artista callejero para que pudiese mejorar gracias al tratamiento en una clínica privada.

En una de estas respuestas, el artista callejero recibía un correo electrónico de una persona desconocida. Este supuesto donante se llamaba Roger Belly Dominique, quien siente interés por “ayudar”.

Tras las primeras tomas de contacto, el artista callejero siente la necesidad de aceptar dicha ayuda económica que, supuestamente, rondaría los 1530 euros, un dinero que le serviría para pagar los costosos tratamientos médicos de su enfermedad.

Un ingreso previo

Ahora bien, la donación económica que recibiría el artista callejero tenía que quedar fijada contractualmente. Según el mismo, los firmantes del contrato (el artista callejero y el supuesto donador de esa ayuda económica) se beneficiarían de la exención de derechos de aduanas especificado en el artículo 790G del Código Tributario francés. Para ello, el enfermo debía costear una serie de trámites legales especificados en el contrato: unos 600 euros de gastos de transferencia de la donación.

Dado la urgencia de disponer dicha donación para comenzar cuanto antes el tratamiento de su grave enfermedad, en primera instancia y de buena fe, el artista callejero enviaría la primera remesa de dinero, alrededor de unos 100 euros, a través de Western Union, cuyo beneficiario sería una tercera persona cuyo nombre completo sería Tchemagnihode Albert Boton, el cual sospechan desde el Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias que es el verdadero nombre del cibercriminal.

Finalmente, el artista callejero se dio cuenta del engaño, debido a que, con el paso del tiempo no le habían ingresado ningún dinero referente a la supuesta donación prometida.

Ante este panorama de haber sido estafado, se puso en contacto con el Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias para asesorarse de cómo debería proceder a denunciar los hechos, con las pertinentes pruebas obtenidas del delito.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies