El Consorcio modificará el reparto de ingresos eólicos antes de final de año


Ante las liquidaciones que deberán pagarse al consistorio de San Bartolomé para la promoción de nuevos parques eólicos en la zona, la Comisión técnica del Cambio de Modelo Energético (Reserva de la Biosfera) acaba de aprobar una propuesta de revisión de los acuerdos alcanzados (2017) en el Consorcio del Agua entre los ayuntamientos lanzaroteños e Insular de Aguas de Lanzarote (Inalsa), para destinar una parte de los ingresos generados por la venta de la energía producida por la instalación eólica durante su vida útil.

Esta modificación deberá ser rubricada por los miembros del Consorcio, un órgano que se reunirá antes de finalizar el ejercicio para abordar este asunto. El presidente del Cabildo (y Consorcio), Pedro San Ginés, se comprometía hoy a que, si la mayoría de los ayuntamientos rechazar la propuesta, la institución insular no seguirá adelante con ella.

Y en cuanto a su probable aprobación en el foro del Consorcio Insular de Aguas, San Ginés señaló a que “antes de final de año” es más que previsible que el acuerdo se plantee ante el consejo.

Como principal novedad de ser aprobada la propuesta de modificación como se apunta en el informe técnico , las tasas y licencias de obras que cobrará el Ayuntamiento de San Bartolomé serán detraídas de las cantidades que se le iban a ingresar por la producción de los aerogeneradores.

Esta nueva propuesta propone que “los nuevos ingresos a recibir por los Ayuntamientos mantengan el reparto del 9% de los ingresos obtenidos por los parques eólicos y la compensación de 12.000 € MW instalado por el uso de los terrenos, descontando individualmente en cada uno de los pagos anuales a realizar, los cánones, licencias urbanísticas y cualquier otro ingreso que los ayuntamientos hubieran obtenido o cualquier otro ingreso adicional, por la implantación y explotación de los parques eólicos”.

En el nuevo acuerdo que se promueve figura que cuando comience el reparto de beneficios, los primeros 30 días del año siguiente de la puesta en marcha, enero de 2019, todos los ayuntamientos recibirán la cantidad que viene estipulada en el convenio, menos San Bartolomé hasta compensar los ingresos que ha tenido de más por estos parques respecto al resto de ayuntamientos, según subrayaba hoy el presidente del Consorcio, Pedro San Ginés (CC).

Es más que previsible que el ayuntamiento presidido por María Dolores Corujo (PSOE) lleve a los tribunales -como ya ha advertido- este próximo acuerdo del Consorcio, como ya hizo con las liquidaciones urbanísticas por ocupación de suelo.

En el 2007 los siete ayuntamientos decidieron que una parte de los beneficios de la energía eólica recayese en ellos, dado que se construían en sus terrenos y lo hacía Inalsa, empresa participada por el Cabildo y los siete ayuntamientos. Este acuerdo se quiebra “porque ahora hay un ayuntamiento que va a recibir mucho más que otros, al cobrar unas tasas no contempladas inicialmente, a pesar que el convenio firmado en 2007 recogía que los ayuntamientos que disponen de terrenos aptos para la instalación de parques eólicos ceden a Inalsa la plena y exclusiva disponibilidad de los terrenos municipales y que dicha cesión incluye todos los derechos y facultades”, según explicaban hoy desde la entidad.

El asesor técnico de la Comisión, Jorge Morales, miembro de Plataforma por un Nuevo Modelo Energético explicó que el nuevo acuerdo recoge que los cánones y licencias urbanísticas suponen un desequilibrio no previsto, por lo que se propone un reequilibrio original, adoptando un nuevo acuerdo que armonice la situación actual con la propuesta y voluntad inicial, basada en una gestión pública del recuso eólico y acordada en el año 2007”.

El presidente del Consorcio del Agua, Echedey Eugenio, simplificaba hoy diciendo que “se trata de que no exista desigualdad entre un ayuntamiento y otro, no es justo que San Bartolomé cobre un millón de euros de más, por construir en sus terrenos y el Ayuntamiento de Teguise y Arrecife no. Todos los ayuntamientos se comprometieron a trabajar en la introducción de las energías renovables en la Isla, por eso Teguise y Arrecife dejan exenta la tasa, sigo sin entender lo que ha hecho San Bartolomé”. Eugenio añade “lo que sí está claro es que el convenio de 2007 se rompe, porque este acuerdo no contaba con que un ayuntamiento cobrase las tasas y supone una desigualdad inaceptable”.

Hacia un nuevo acuerdo de reparto

En el convenio de 2007 se recoge que el Ayuntamiento de San Bartolomé recibiría por los parques y por el uso de un suelo baldío hasta el día de hoy, 251.000 € anuales sin aportar un céntimo de euro, lo que supondría más de 5 millones de euros en la vida útil de los parques eólicos. 

Hoy recordaban desde el Cabildo que este convenio se firmó antes de que el Ayuntamiento de San Bartolomé liquidase al Consorcio para cobrar 1,17 millones de euros entre tasas, licencias o canon por: el Parque Eólico San Bartolomé, el Parque Eólico Arrecife y la Subestación Callejones, hecho que rompe el equilibrio con el resto de los ayuntamientos y deja sin validez este acuerdo.

Durante este tiempo se han construido: el Parque Eólico Teguise I; el Parque Eólico Punta Grande, y se está avanzando en la Planta Fotovoltaica Balsa de Maneje. Ni Teguise, “ni Arrecife solicitaron licencia de obra o tasa de ningún tipo, a pesar de que son proyectos de igual o mayor envergadura”, subrayaban hoy.

Cambios retributivos

La Comisión técnica para el Cambio de Modelo Energético de la Biosfera está conformada eminentemente de técnicos independientes -abogados, ingenieros, medioambientalistas, economistas y expertos en renovables- aprobó por unanimidad este nuevo acuerdo que se pone ahora sobre la mesa.

La Comisión llega a esta conclusión para, dicen, “restablecer el equilibro y equidad en el reparto de cargas y beneficios para el conjunto de personas que viven en la Isla, sin retrasar el avance en el Cambio de Modelo Energético”. Los miembros llegaron a esta medida, según sintetiza el acta “como criterio general hacia el futuro, a fin de fortalecer la apuesta común de la Isla por el Cambio de Modelo Energético, y de respetar las lógicas peculiaridades del devenir municipal”.

Jorge Morales explicó que en Lanzarote “no se hará nada que no se haya hecho en otros lugares del Estado, donde se han producido cambios retributivos” provocados por el menor margen de beneficio, algo que obligó a la bajada de los arrendamientos, exponía. 

Pago aplazado para evitar embargo

El Consorcio del Agua de Lanzarote ya solicitó en agosto de este año al Ayuntamiento de San Bartolomé el aplazamiento y fraccionamiento de la deuda con aportación de garantías, propuesta que solicita que se haga la Comisión técnica para evitar el embargo de Inalsa. La Administración confía en los tribunales, pero mientras espera la decisión judicial, toma está medida para impedir que quiebre por segunda vez Inalsa y también el proyecto del Cambio de Modelo Energético de Lanzarote.

VER PROPUESTA DE REVISIÓN PRESENTADA HOY.

No Responses

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies