El reto de La Hora del Código de los Centros conoce a sus ganadores

Con la participación de una treintena de escolares de diferentes centros educativos de Lanzarote, los Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT) organizaban en esta semana un reto de programación de juegos dirigido a los más pequeños, con el objetivo de “seguir colaborando con la innovación y la promoción del talento local en un entorno global”, apuntaba esta mañana el consejero de los CACT, Echedey Eugenio.

Tras varios días de talleres (se celebraron tres sesiones), estos alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria se enfrentaban en la mañana del sábado a las finales para conocer al equipo más acertado en el trabajo de programación a través de la plataforma CODE.ORG, una organización sin ánimo de lucro que mantiene iniciativas en todo el mundo; un movimiento global al que ahora los Centros Turísticos se han sumado con la colaboración del Centro de Profesores de Lanzarote.

Finalmente, tras las jornadas celebradas en Espacio 48, Manuel Poyato, Airán Rodríguez, Gavin Girota, Sara Bouzón, Samuel Boccheta y Martín Dimov eran los jóvenes que se hacían con el primer premio del reto -y recibían así sus regalos robóticos- tras la presentación de sus juegos y la deliberación de un jurado integrado por miembros de los CACT, del Centro de Profesores y el consejero delegado de los CACT, José Juan Lorenzo.

Los padres y madres de los participantes esperaban también impacientes tras observar hoy con interés el fruto de su implicación estos días, y compartían así la conveniencia de añadir inquietudes al aprendizaje de los niños y niñas.

El jurado valoró no sólo el resultado de su estructuración -basados todos en la Navidad y el dinamismo de un Papá Noel que superaba obstáculos- sino también la exposición oral de sus trabajos, detallando en qué se habían inspirado y el objeto de sus diseños de sonidos, escenarios, movimientos y personajes para hacer más atractivo el juego.

Los pequeños han utilizado una misma plataforma y programado en bloques estos días, algo que hace más sencilla su incorporación a este mundo a edades tempranas, un entretenimiento que acogieron con solvencia aunque la mayoría se enfrentaba a ello por primera vez.

Intentamos ser hacedores de los proyectos y el talento lanzaroteños en materia de innovación, y seguimos lanzando retos de este tipo; algo que continuaremos haciendo cuando nos traslademos al nuevo espacio del Islote de la Fermina”, comentaba el consejero Echedey Eugenio sobre la apuesta de los Centros por “seguir propiciando foros de encuentro e innovación donde Lanzarote sea referente mundial”, apuntaba.

Los talleres y la final se desarrollaron en Espacio 48, un lugar gestionado por los Centros.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies