Denuncian la devolución de malienses a Mauritania desde los CIE de Canarias

Desde el Servicio Jesuita de Migrantes (SJM) han denunciado que el Gobierno español se vale del acuerdo bilateral en materia de migración con Mauritania para repatriar a ciudadanos subsaharianos desde centros de internamiento de extranjeros (CIE) de Canarias. Para la entidad, “es especialmente preocupante en el caso de personas malienses, ya que sería una práctica contraria al principio de no devolución debido al conflicto armado abierto en el país”, según subrayan desde SJM.

En virtud del acuerdo bilateral entre el Reino de España y la República Islámica de Mauritania en materia de inmigración del año 2003, esta devolución de nacionales de terceros países está amparada por el artículo IX, a: pero para el SJM “es preocupante que se lleve a cabo sobre la simple presunción de haber transitado por su territorio”.

En este asunto, detallan desde el colectivo que el Defensor del Pueblo ha documentado tres vuelos de repatriación a Mauritania desde los CIE de Canarias con ciudadanos de terceros países subsaharianos.

Documentan tres vuelos

Según denuncian desde el SJM, el pasado 19 de septiembre 17 personas, todas ellas no mauritanas, fueron repatriadas en un vuelo de Frontex que partió del aeropuerto de Tenerife Norte hacia la ciudad mauritana de Nuadibú.

Añaden además que el pasado 20 de enero, con 46 personas a bordo, se producía otro vuelo con recorrido Las Palmas de Gran Canaria-Nuadibú. “Del total de personas expulsadas, la gran mayoría (34) procedían de Mali, además de Senegal (4) y Costa de Marfil (1)”, apuntan.

Y recuerdan que según ACNUR, estas prácticas de devolución a las regiones y comarcas del norte y centro de Mali -de haberse producido- son contrarias al principio de no-retorno forzado de personas malienses, que serían susceptibles de necesidad de protección internacional.

Por último, y siempre según la versión de Servicio Jesuita de Migrantes, un tercer vuelo documentado se producía en junio de 2019 entre Tenerife Norte y Nuadibú; algo que también ha sido identificado por el Defensor del Pueblo.

Desde el SJM concluyen: “Esta práctica se agrava más aún si se efectúa a través de un tercer país como Mauritania, donde según diferentes organizaciones de sociedad civil no se garantizan los derechos humanos, lo que supondría una forma de “devolución indirecta”.

Llegada de un cayuco a Fuerteventura

Mientras tanto, continúa la llegada de embarcaciones irregulares a las costas canarias. En la tarde de ayer viernes, día 24 de enero, era interceptada una embarcación en aguas próximas a Fuerteventura. Sus ocupantes fueron atendidos en el muelle de Gran Tarajal.

Se trataba de un cayuco donde viajaban 64 personas, de los cuales 47 son varones -entre ellos 2 menores- y 17 mujeres, una de ellas embarazada.

Entre las féminas viajaban 5 menores de edad (3 de ellas no acompañadas), según la información facilitada por Cruz Roja.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 31 enero, 2020

    […] un minuto más en su puesto después de que Juan Salvador León haya permitido y justificado la expulsión en caliente de inmigrantes sin respetar sus derechos fundamentales y sin garantizar su seguridad al enviarlos a […]

  2. 3 febrero, 2020

    […] igual que hiciera hace unas semanas otra ONG española, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha emitido un comunicado donde […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies