Borja Rubio apremia al Gobierno para definir posibles reclamaciones a FCC

El portavoz de Somos Lanzarote en el Ayuntamiento de Arrecife, Borja Rubio, ha criticado sobre el Pabellón de Argana al grupo de Gobierno por no informar sobre los posibles ocultos que la constructora habría generado en la construcción de las instalaciones.

Rubio recuerda que han pasado seis meses desde que el grupo de Gobierno, en concreto, el concejal Jacobo Lemes, se comprometió a tener “cuanto antes” los argumentos jurídicos para emprender las posibles reclamaciones contra la empresa, unas afirmaciones que se producían durante la sesión plenaria de octubre del pasado año.

“Nos desconcierta la parálisis en un tema como este, en el que lo único que se pide es que el Ayuntamiento actúe para que los que han ido contra todos los ciudadanos de Arrecife y su bolsillo, lo paguen. No sabemos las razones, pero está claro que el grupo de gobierno de Arrecife no tiene entre sus prioridades reclamar a FCC los vicios ocultos producidos por el caso de corrupción que acabó produciendo un sobrecoste de cuatro millones de euros al pueblo arrecifeño.” afirma Borja Rubio.

Demandan información del contencioso con Lude

Por otro lado, también en materia deportiva, Somos Lanzarote adelanta que solicitaron en julio del año pasado una reunión con el abogado municipal en el contencioso que se mantiene con la anterior empresa concesionaria, y que todavía no ha tenido respuesta alguna.

Afirma Borja Rubio que existe una campaña de marketing por la futurible apertura del pabellón que esconde, a juicio de la formación, “un mal acuerdo, y un intento de disfrazar una problemática jurídica que dejará al Ayuntamiento en mal estado”.

Borja Rubio, portavoz de Somos Lanzarote.

“Llevamos más de medio año instando a Jacobo Lemes y al resto del grupo de Gobierno a facilitar la información en relación al contencioso con Lude, en el que el Ayuntamiento se juega muchos miles de euros, y todavía no hemos recibido contestación. En estos momentos se encuentran demasiado ocupados en un proceso de marketing político sobre el Pabellón que esconde una concesión de dos décadas, el desembolso de más de medio millón de euros por parte del Ayuntamiento, un contencioso con Lude y una parálisis absoluta para reclamar a FCC”, concluye el portavoz.

El Palacio de Deportes se encuentra inmerso en una de las piezas del caso “Unión”, por las posibles irregularidades en la contratación de la obra y, sobre todo, por “los viajes y regalos” que recibió la ex-alcaldesa de Arrecife por parte de la empresa constructora.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies