Arrecife busca crear una playa urbana y accesos adecuados a la marina

Puente de las Bolas, Arrecife.

El Ayuntamiento de Arrecife se plantea transformar la lámina de agua entre los dos puentes del Castillo de San Gabriel en una piscina natural. Es cierto que, a efectos prácticos, eso ya lo han hecho los jóvenes de la ciudad durante sus jornadas de verano, convirtiendo este espacio en uno de los más animados de la capital en sus baños estivales. Pero el consistorio local ha confirmado que busca acotar y acomodar esta realidad en su planificación.

Cada vez son más los “gurfines” que encuentran en la misma ciudad un lugar para el baño. El problema son los accesos y el respeto al carácter patrimonial de algunos espacios.

Así lo confirma la alcaldesa, Eva de Anta, quien reconoce que han solicitado al Gobierno de Canarias su colaboración para que apoye la intención del consistorio de “convertir Arrecife en una playa urbana, generando accesos a la marina”.

De Anta añade que el Colegio de Arquitectos de Lanzarote trabaja en la eleboración de un concurso de ideas para acercar el contacto entre mar y tierra, “para facilitar el baño y el disfrute público de nuestra bahía”. Y en esta planificación sitúa la posibilidad de transformar la lámina de agua entre los dos puentes del Castillo de San Gabriel en una piscina natural, donde se incluiría una zona de solarium.

Según la planificación pública, en estas adecuaciones del litoral urbano se sitúa la rehabilitación del Puente de Las Bolas, proyecto para el que existe un proyecto de restauración en el que la Dirección General de Patrimonio Cultural invertirá 90.000 euros.

También reconocen en el Ayuntamiento que esta apertura en los usos supondrá un incremento en las propuestas de servicios y negocio dirigidos a los usuarios, algo que ya observaron con las mejoras introducidas en la Playa de El Reducto.

Entre puentes.

La ruta manriqueña

Algunos de estos planes eran desgranados durante la última visita que realizaba a la ciudad la consejera de Cultura del Gobierno regional, Mariate Lorenzo, a la que la institución de Arrecife demandó -entre otros asuntos- su apoyo para impulsar el nuevo destino del Islote de la Fermina, una de las creaciones más emblemáticas del artista César Manrique.

Mariate Lorenzo aclaró que cualquiera de las inversiones que realice en materia de infraestructuras turísticas se ejecutarán con un objetivo primordial: “Queremos mejorar la capital de la Isla no sólo para el beneficio de los visitantes que la escogen para disfrutar de sus vacaciones y conocer su historia, cultura y variada oferta, sino especialmente para que redunde en el disfrute y la mejora de la calidad de vida de sus vecinos”.

Por su parte, el primer teniente de alcalde y concejal de Turismo y Cultura de Arrecife, Rafael Juan González, definió la creación de una ruta manriqueña como un gran atractivo para la capital: “La posibilidad de recorrer la obra que tenemos del artista en el municipio -donde existen numerosas muestras de su trabajo- es vital para dar un plus de calidad a la oferta turístico-cultural de la ciudad. En los últimos años, Arrecife ha crecido en este sector, y se ha desmarcado de otros destinos eminentemente turísticos al ofrecer siempre algo más. Hablamos de una capital gastronómica y comercial que tiene un interés y cuidado especial en todos aquellos temas medioambientales ya que no hay que olvidar que Arrecife es capital de la Biosfera”.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies