Un fin de semana para adelantar el reloj y apagar las luces

Este fin de semana echaremos mano de la corona del reloj para ajustarnos al horario estival, el mismo fin de semana en el que desde la ONG ecologista WWF nos piden que apaguemos las luces de forma coordinada para ahorrar energía.

Una imposición europea, una; y el otro, un acto de concienciación. Por cierto, este último, que cada vez tiene más respaldo entre las instituciones lanzaroteñas, que poco a poco se van incorporando más claramente a la conocida como “Hora del Planeta”.

Quizá, la institución que más fuerte apuesta por sumarse a este décimo aniversario de esta campaña global de movilización de WWF ha sido el Ayuntamiento de Tías, que desde las 20.30 horas y hasta las 21.30 horas del sábado apagará las luces del alumbrado público de la Avenida de Las Playas de Puerto del Carmen (imagen de portada), la principal arteria de la localidad turística.

El Ayuntamiento de Teguise también ha anunciado que apagará el Castillo de Santa Bárbara y la torre de la Iglesia Ntra. Sra. de Guadalupe; mientras que los Centro Turísticos harán lo mismo con el Monumento al Campesino, el Jardín de Cactus y una zona del Castillo de San José.

El Ayuntamiento de Arrecife también se sumará mañana sábado a la “Hora del Planeta”, apagando la iluminación de la fachada del consistorio. San Bartolomé lleva años sumándose a esta “Hora del Planeta”. Todos ellos apagarán su iluminación exterior en aquel mismo período: de ocho y media a nueve y media de la noche.

Atrasamos el reloj

Además, estamos viviendo la recta final del horario invernal ya que en la noche de este domingo 26 de marzo se adelantan los relojes una hora; a la una serán las dos de la madrugada. Los teléfonos móviles nos han facilitado mucho esta transición, y cada vez son menos los despistados a los que este cambio les causa algún retraso inesperado.

Así que nos espera un fin de semana algo más corto de lo que habitualmente ya resulta. Como todos sabemos, este cambio horario -sufrido por unos e ignorado por otros- es parte de una directiva europea que afecta a todos los Estados miembros de la Unión y que pretende aprovechar mejor las horas de luz solar y consumir menos electricidad. Este cambio se aplicó por primera vez durante la I Guerra Mundial para mantener abiertas las fábricas una hora más. Fue en el año 1943 cuando España decidió adelantar los relojes 60 minutos.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies