Un convenio acercará la creación de la estación biológica de Alegranza

Tras la restauración exterior del Faro de Punta Delgada, en el Islote de Alegranza, la primera institución lanzaroteña debate este viernes en Pleno la firma de un convenio de colaboración con la Autoridad Portuaria para la encomienda de gestión y finiquitar la mejora del edificio, declarado Bien de Interés Cultural.

El faro tiene pendiente desde hace meses la conclusión de los trabajos en el interior, y para ello se pretende rubricar un convenio entre el Cabildo lanzaroteño y la Autoridad Portuaria de Las Palmas para la rehabilitación del inmueble y, posteriormente, facilitar la creación de un espacio dedicado al estudio de la biodiversidad en el Islote, aclaran desde la Corporación.

faro Alegranza

Precisamente, la Asociación ecologista WWF Adena instó también en su día a la Autoridad Portuaria a que “se garantizara el uso público” del faro, destinado a la conservación de los valores naturales del espacio, “tal como establece el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural del Archipiélago Chinijo” y que, en ningún caso, se dedicase al uso turístico.

El PRUG controla y restringe el uso público y recoge la necesidad de que las instalaciones del Faro de Alegranza alberguen una estación biológica que sirva de apoyo a las actuaciones de conservación del espacio (gestión, vigilancia, investigación, educación y sensibilización ambiental).

La Autoridad Portuaria de Las Palmas destinó unos 200.000 euros para las obras exteriores del faro, trabajos que fueron adjudicados a Tragsa. El faro de Punta Delgada tiene como fecha de primer encendido el año 1865.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies