Tragsa ejecutará las obras de la Avda. tras agotar Ingemont su prórroga

El Cabildo de Lanzarote ha decidido iniciar la encomienda de gestión a la empresa pública Tragsa para que finalice los trabajos de mejora del frente marítimo de Arrecife. Tras agotar la empresa Ingemont S.A. su última prórroga, la institución lanzaroteña anunciaba que liquidará (resolverá) el contrato y abrirá la puerta a que sea Tragsa quien concluya los trabajos.obras avenida

Pedro San Ginés (CC), presidente del Cabildo de Lanzarote, y Ariagona González, consejera de Industria y Comercio, lo explicaban esta mañana en rueda de prensa. El primero dejó claro que “a partir de esta misma semana se iniciará el trabajo para redactar los pliegos” para encomendar la continuidad de los trabajos después de expirar la prórroga concedida a la actual empresa; un texto en el que introducirán “herramientas”, dijo, “paraevitar despropósitos”.

San Ginés aclaró que “existe disponibilidad” de Ingemont para llegar a un acuerdo con Tragsa en cuanto al material utilizable existente en la zona. Y en cuanto a plazos de ejecución, señaló que “tras un análisis inicial del grado de ejecución de los trabajos, la empresa Tragsa señala que no antes de dos meses estaría concluida la obra”, aunque matizó que durante las próximas dos semanas recabarán los datos exactos con los que se enfrentarían al proyecto.

En cuanto a la resolución del contrato con Ingemont, Ariagona apostilló que “existían unos plazos” y que ahora el objetivo es finalizar “lo antes posible” unos trabajos que estaban previstos finalizar en enero de 2016, si bien posteriormente se le concedió a Ingemont una prórroga de tres meses, que concluyó el pasado 31 de abril.

San Ginés explicó que entre las alegaciones presentadas en su día por la actual adjudicataria, estaba la complejidad de los trabajos y el hallazgo de varios vestigios patrimoniales, “aunque no podría explicarle exactamente los argumentos presentados por la empresa”.

En cualquier caso, según señalaron ambos, los servicios jurídicos del Cabildo de Lanzarote deberán solventar la transición desde la resolución del contrato y la encomienda de gestión que se realizará a Tragsa, un camino donde se liquidará a la empresa actual el importe proporcional al desarrollo de la obra.

El presidente reiteró sus disculpas a los empresarios afectados y ha defendido la encomienda de gestión como la vía más rápida para concluir la intervención urbanística. “Nuestra prioridad a día de hoy es garantizar el fin de la obra en el menor tiempo posible”, aseguró.

Ariagona González defendió que “pese a todo, la intervención urbanística para transformar el antiguo trazado en una zona comercial abierta, moderna, transitable y amable con las personas, es una buena idea y acabará beneficiando a los negocios allí radicados”.

Ariagona González insistió en que esta “será una buena obra para los comerciantes y vecinos, a pesar de los retrasos”, y anunció la puesta en marcha de un plan de dinamización comercial que, según puntualizó, ya le explicará personalmente a los comerciantes cuando les anuncie la nueva situación contractual de los trabajos, apostilló en la conferencia de prensa.

Un largo proceso

La empresa Proyectos y Montajes Ingemont, S.A, comenzó los trabajos en agosto pasado al hacerse con un contrato de 1.108.723,42 euros y 77.610,64 euros de Igic. Las obras han sido cofinanciadas a tres partes; el Cabildo financia el proyecto con un 50% y la Dirección General del Gobierno de Canarias aporta el resto, otro 50% que es cofinanciado a su vez con fondos europeos (Feder).

El sobrecoste actual será recogido por el Cabildo lanzaroteño, donde señalaban esta mañana que “seguro que la obra se encarecerá”.

Los técnicos promotores de la obra afirman que este frente del litoral no habían acometido nunca obras de este tipo, desde hace al menos cuarenta años. Allí no se había realizado ninguna intervención de similares características y mejora de todos los servicios de saneamiento, pluviales y tendido eléctrico aéreo que a partir de ahora se elimina y queda soterrado.

Esta primera fase del proyecto de zona comercial abierta para el frente del litoral de Arrecife, que ahora pasará a ser ejecutada por Tragsa, se ha inició en la calle Ruperto González Negrín y transcurre desde la calle Coronel Bens, a la altura del Casino Club Náutico de Arrecife, hasta el Puente de Las Bolas, aproximadamente.

En la segunda fase se actuaría del Puente de las Bolas a la denominada ‘Rocal’; y en la tercera fase del proyecto se intervendrá de esta zona de la Rocal al inicio del Puerto Deportivo ‘Marina Lanzarote’.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies