Somos y el PP exigen una solución para los vendedores del Mercadillo

Somos Lanzarote y el Partido Popular ha acusado al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Teguise de ser “el único responsable de la situación de desamparo de los agricultores y artesanos del Mercadillo de Teguise”. Ambas formaciones, en la oposición, exigen que se busquen cuanto antes fórmulas legales que les permitan continuar con su actividad de inmediato.

Somos Lanzarote señalaba hoy que “hasta 2014 las licencias se otorgaban de manera discrecional y que a partir de ese año el Ayuntamiento convocó un concurso público para conceder estas autorizaciones a vendedores ambulantes, que se resolvió y puntuó en 2015 para ser sometidas a un período de alegaciones y que finalmente se anuló por silencio administrativo, sin dar ninguna explicación a los artesanos y agricultores y sin otorgar licencia a los puestos que habían puntuado”.

Omaira Díaz, concejala y portavoz del grupo de Somos Lanzarote en el Ayuntamiento de Teguise, ha solicitado que el alcalde, Oswaldo Betancort, “asuma la dejación de funciones por parte de la administración que ha dejado en una situación crítica a estas familias al ver mermado su sustento de manera repentina y buscar fórmulas legales para que los artesanos y agricultores afectado puedan continuar su actividad de inmediato”.

El PP ve “negligencia” en la gestión del problema

Por su parte, el concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Teguise, Jonás Álvarez, exige al alcalde “que aparque de momento sus viajes, fotos y postureo político para centrarse y solucionar cuanto antes el problema que se ha generado en los diferentes mercadillos del municipio tras el desalojo de los puesteros”.

Álvarez remarca la gravedad de la situación, “creada única y exclusivamente por la negligencia del propio Ayuntamiento”, y que afecta a unos 88 artesanos y agricultores que se han quedado sin actividad tanto en la Villa como en Costa Teguise y, por tanto, “sin sustento y con la única fuente de ingresos que tienen muchas de las familias afectadas”.

El concejal, destaca el tiempo que agricultores y artesanos llevan arrastrando esta situación, “creyéndose las promesas del Alcalde y aguantando sin denunciar públicamente esta situación para evitar entorpecer una posible salida al conflicto. Al final, nos encontramos con un cúmulo de promesas incumplidas porque el grupo de gobierno ha sido incapaz durante todos estos años de arbitrar una solución que permita a los afectados desarrollar su trabajo con normalidad”, denuncia Álvarez.

Para el edil del PP, “es fundamental que tras la torpeza que ha demostrado el equipo de gobierno con este asunto, se escuche y estudie las propuestas alternativas que han propuesto los afectados. El plan B que se ha puesto sobre la mesa es perfectamente viable, como por ejemplo la creación de mercados estivales, o por temporadas”, propuso.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. xa dice:

    Bueno por pedir que no quede,yo llevo 30 años pagando religiosamente ,bien ahora pido estar los mismos años sin pagar un duro como estuvo esta asociacion,2009,puedo probarlo,revindico el no pagar ,y estes que paguen lo nuestro asi tendremos la igualdad,no digan tantas tonterias que tuvieron tiempo para legalizarse todos estos años ,pero se esta chachi piruli sin pagar,sean responsables de sus actos y si no que dimita la directiva que les metio en este embrollo,a la hasta mas ver

  2. Samuel Villalba. dice:

    De risa el somos y el pp se apuntan a cualquier guerra y lo unico que hacen es calentar la silla bueno antes rompian otras cosas han escuchado al pueblo de teguise a caso respeten laa tradiciones grandw oswaldo.

  3. Javier Barragán dice:

    Buenos días: voy a contarles una historia… la historia de la arbitrariedad y la injusticia de un Ayuntamiento, el de la Villa de Teguise en Lanzarote, con una gran parte de sus vendedores ambulantes, en su mayoría artesanos y agricultores que hasta ahora vendían en el mercadillo de la Villa cada domingo, y que ahora están sin trabajo. Más de 88 familias que han perdido sus puestos de trabajo, y 3 mercados de agricultores y artesanos en la isla cerrados.

    Empiezo desde el principio. En 2014 el Consistorio convocó un concurso público para otorgar las nuevas licencias, tal como establece la Ley de Comercio y la Directiva Bolkestein (https://es.wikipedia.org/wiki/Directiva_Bolkestein).

    El Ayuntamiento de Teguise baremó y puntuó dicho concurso en abril de 2015. A partir de este momento, se abre un plazo de alegaciones que dura 2 años. Es en abril de 2017 , cuando se hace público que este Ayuntamiento había anulado el concurso por silencio administrativo, dejando a todos los ganadores sin sus correspondientes licencias y sin ninguna explicación verbal ni escrita al respecto.

    Posterior a este concurso, este Ayuntamiento siguió autorizando a nuevos artesanos y vendedores para vender en este mercadillo, a la espera de una regulación y/o la creación de una lista de reserva que les permitiese montar. Todos ellos, hoy están sin trabajo y denunciados por la policía local por carecer de su licencia.

    Durante el tiempo en espera de estas licencias, estos profesionales han continuado trabajando cada domingo amparados por la Ley de Comercio, y con el consentimiento de este Ayuntamiento, quien disponía de un plazo de hasta 4 años para regularizar todo, y con el fín de mantener estos puestos de trabajo. Después de casi 3 años del concurso y habiéndose publicado los ganadores del mismo, no ha servido para nada. Los dos últimos meses, esta situación se ha ido agravando debido a las numerosas denuncias de un sector de la policía local de Teguise contra estos vendedores por carecer de sus licencias , incluso contra aquellos que sí las tienen pero no públicamente expuestas.
    Los profesionales denunciados se enfrentan a unas multas económicas desmesuradas de entre 250 y 500 euros, y la consecuencia más grave: estas sanciones les impedirían concurrir a un nuevo concurso público si se convocase.
    En las últimas semanas, todos estos vendedores multados con sanciones económicas, tienen además la prohibición de no poder volver a vender en los mercados de Teguise y Pueblo Marinero en Costa Teguise.
    En cuanto al mercadillo de los domingos en La Villa, hay 18 artesanos que ganaron el concurso anulado y no pueden volver a montar.
    En el Pueblo Marinero de Costa Teguise, ninguno de los 37 artesanos que lo integran tiene en la actualidad cobertura legal de ningún tipo, con lo que el mercadillo se queda vacío de artesanos, y desaparece.

    Este Ayuntamiento es el único responsable de tan grave negligencia y de la manipulación de este concurso. Estos artesanos y vendedores no son vendedores ilegales, son profesionales. Tampoco son los responsables de la nefasta y corrupta actitud de este Consistorio. Estos artesanos y vendedores son sus víctimas, sus 88 víctimas por el momento.

    Nuestras propuestas ante tan injusta situación es :

    1. Que se anulen las denuncias y multas a todos y cada uno de los compañeros injustamente denunciados.
    2. Permiso para vender bajo la fórmula legal de “MERCADO ESTIVAL TEMPORAL” mientras se convoca un nuevo concurso.
    3. Que se termine el contínuo acoso de la policía local, por una dejación de su propio Ayuntamiento.

    Saludos a todos y muchas gracias

    This is for my foreign friends:

    Let me tell you a story… A story of the arbitrary injustice of an ayuntamiento, that of Teguise, in Lanzarote, where a large part of the municipality’s street-vendors and stall holders, most of them crafts-folk and local produce sellers, ply their wares in the Teguise weekly market. Those vendors are literally on the street today; more than 88 families have lost their source of income, with three markets of crafts and local produce abruptly closed.

    I’ll start at the beginning. In 2014 the Ayuntamiento convoked a public competition to tender for street-selling licences, as established by the Bolkenstein directive.

    The Ayuntamiento of Teguise reviewed and scored the applications, drew up a list of new licences, and in April 2015 opened a due period for allegations and objections – which lasted two years. At the end of this – surprise! – the competition was annulled, and declared invalid by reason of “administrative silence,” leaving those winning stall holders without licences and without explanation, neither in writing nor informally.

    Meanwhile, other craftsfolk arriving after the competition closed, whom the Ayuntamiento gave permission to sell informally while awaiting the creation of licences and regulation, are also now without livelihoods.

    Many street-sellers, whom the Ayuntamiento permitted to sell while awaiting the formal results of the competition, and even those with licences from before the new law, now find that three years of working and waiting are worth nothing. To top it all, the local Police are serving “denuncias,” against us, for not having licences, or for not having them on public view, or even for talking to the police while in the course of their denouncing duties. These denuncias translate directly into large fines and sanctions, making earning a living impossible.

    We are not regulated because the Ayuntamiento of Teguise hasn’t wanted to do so, despite having allocated licences in a legal, democratic competition.

    But those who complain must have some proposals to fix the situation. These are ours:

    *** That the unjust fines on us and our colleagues are removed.
    *** That we are allowed to sell temporarily while the next competition is prepared, under the legal formula of a “seasonal market.”
    *** That the local Police cease to persecute us for the failures of the Ayuntamiento.

    Thank you for your time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies