NC propone una nueva exención en el pago municipal de las plusvalías

Nueva Canarias solicitará en el próximo pleno “tiense” que el Ayuntamiento acuerde la no sujeción a la plusvalía municipal de aquellas transmisiones donde se pruebe que no se ha producido incremento en el valor de bienes inmuebles transmitidos.

La concejala Érica Machín pretende revertir con esta moción el hecho de que haya que pagar la plusvalía sobre el cálculo “partiendo del valor catastral de los bienes, hoy día muy superior al valor real o precio de venta”, apunta. Considera la edil que la plusvalía municipal en su municipio está suponiendo situaciones “totalmente injustas y desproporcionadas para muchos ciudadanos” que, según declara, “tienen que renunciar a herencias, evitar donaciones y otro tipo de transmisiones por la imposibilidad de pagar este impuesto”.

Érica Machín NC TíasEs por ello por lo que entienden que deben aplicarse medidas correctoras en la regulación del impuesto de Plusvalía, y en especial creen necesario que se acuerde “la no sujeción a la plusvalía municipal aquellas transmisiones donde se pruebe que no se ha producido incremento de valor en los bienes inmuebles transmitidos”, expone Nueva Canarias.

La moción plenaria de la próxima semana plantea también modificar la ordenanza fiscal para “ampliar las reducciones y bonificaciones que permitan la normativa estatal”. Con la aplicación de estas medidas estiman desde Nueva Canarias en Tías que no se menoscaba la capacidad recaudatoria municipal; es más, afirman que “incentivaría a que se realicen más transmisiones (ventas, donaciones, etc) y se puedan aceptar herencias que ahora por imposibilidad de afrontar el pago de los impuestos que conlleva se están renunciando”, concluyen.

Los casos más injustos de la plusvalía

La propuesta de Nueva Canarias en el Ayuntamiento de Tías se enmarca en un panorama general donde este tributo ha dado mucho que hablar durante los últimos años de crisis.

El caso paradigmático y más injusto estaba referido a las hipotecas, algo que tuvo que modificar el Gobierno central y establecer la exención del pago de la plusvalía municipal en caso de desahucio por impago de la hipoteca, algo que hizo en la última reforma fiscal.

Era un problema que quedó al descubierto a raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria y del incremento exponencial de las ejecuciones hipotecarias por impago: la injusticia de pagar un tributo basado en el incremento del valor del terreno, cuando la realidad es que en los últimos años, como consecuencia de la crisis, ese valor se reduce. A ello se sumaba que la subasta provocaba que el banco -o un tercero- se quede con la casa por un porcentaje muy inferior al valor de tasación.

Lo que ahora solicita Nueva Canaria es una nueva anotación a nivel municipal en el capítulo de exenciones, algo que otros consistorios han realizado –es un tributo de competencia local- con el objetivo de que el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana se amolde algo más a la problemática social inherente a la crisis.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies