La consejera pide más consenso en el nuevo pacto del Turismo

La consejera de Turismo, la lanzaroteña María Teresa Lorenzo, explicó que la intención es que este documento tenga una vigencia de diez años y animó a todos los diputados a participar y a “pensar en grande” por el interés general.

La consejera de Turismo, Cultura y Deportes, María Teresa Lorenzo, abogó hoy en el Parlamento de Canarias por “redefinir el gran Pacto del Turismo, y que ello lleve a la elaboración del Plan Estratégico Turístico del archipiélago para los próximos diez años”.

En su comparecencia sobre los planes de su Consejería en relación con la modernización y renovación turística, Lorenzo manifestó que “el Gobierno es consciente de la oportunidad histórica que vive el sector turístico”, pero recordó que existe un hándicap, “que se trata de un mercado muy cambiante que obliga a una adaptación permanente de los destinos”.

Para ello, anunció que “los cambios normativos necesarios que afecten al sector se llevarán a cabo en los plazos razonables y en coordinación con las distintos departamentos del Ejecutivo implicados, en este caso, entre las áreas de Turismo y Política Territorial”. La consejera manifestó que “se afrontarán aquellas modificaciones necesarias para ajustar aquellos aspectos que se deben mejorar tras estos dos años de aplicación de la Ley de Renovación, insistiendo en la necesidad de profundizar en la mejora de la calidad y la competitividad.

Lorenzo hizo hincapié en que “la renovación de alcance que necesita el turismo canario no puede realizarse sin consenso, sin la implicación de todo el sector turístico, de sus agentes públicos y privados, porque son procesos de mucha complejidad y calado”. Un diálogo que Lorenzo aspira a que desemboque “en la elaboración de un Plan Estratégico Integral del Turismo en Canarias para la próxima década”.

Como paso previo, la consejera de Turismo, Cultura y Deportes propuso “la renovación del Pacto de Canarias por el Turismo, en el que estén representados todos los sectores y todas las administraciones”. En este sentido, indicó que se trata de un acuerdo “entre instituciones (ayuntamientos, cabildos y Gobierno) y, por tanto, entre islas, pero también de un pacto entre empresarios y sindicatos. Y entre el sector privado y el sector público. Y un pacto de todos los grupos parlamentarios”, a los que Lorenzo invitó a presentar sus propuestas. Un acuerdo, en definitiva, “entre la sociedad y los casi trece millones de turistas que nos visitan”, tal y como explicó la consejera.

María Teresa Lorenzo se refirió al “diálogo ya iniciado nada más tomar las riendas de esta Consejería con los afectados por el decreto sobre la vivienda vacacional y la ley de renovación turística como una buena oportunidad para sentar las bases de este futuro Pacto de Canarias por el Turismo”. La consejera incidió en que “el objetivo común está muy claro: el interés general de las islas. Porque la mejora de la competitividad, la calidad y el empleo del turismo es la mejor manera de defender, también, los intereses particulares y conciliarlos con el interés de todos”, manifestó.

Para liderar el turismo en el mundo global actual, en plena era digital, “se trabajará desde la innovación para contar con nuevas herramientas que ayuden para estos nuevos tiempos”. Será necesario también “seguir apostando por la renovación y modernización tanto de nuestros alojamientos como de los espacios públicos y de nuestros servicios en general, tal y como se encuentra establecido en el pacto de gobierno”.

Además, Lorenzo abogó por agilizar al máximo la tramitación de los Planes de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad, “que han sido un instrumento adecuado para abordar la reordenación urbanística del espacio turístico debido a la capacidad que tienen para adaptarse a sus necesidades específicas y para la aplicación de los incentivos a la renovación que incluyen las leyes”.

Al respecto, resulta imprescindible “la coordinación entre las entidades públicas y privadas en la participación, impulso, gestión y financiación de las actuaciones a desarrollar en los programas de renovación y rehabilitación”. Renovación y rehabilitación que, además, deben ir acompañadas de “la mejora de la imagen de los espacios públicos de las islas. Las administraciones públicas canarias deben cuidar el tratamiento de la limpieza, los residuos, las playas y los servicios, así como las oficinas de turismo, los accesos y la conectividad, la seguridad, la jardinería, la iluminación, la señalética, las cartas cromáticas o el equipamiento escultural, entre otros, en todas las obras públicas que ejecuten”.

Lorenzo recordó que “es necesario reflexionar sobre el hecho de que modernizar la oferta no sólo implica intervenir en el espacio físico, urbanístico, arquitectónico, de infraestructuras, etcétera”, sino también “en los servicios que se prestan en él, como los de transporte -guaguas, taxi, transporte discrecional-, los de acceso a las telecomunicaciones -wifi, 4G-, los destinados a las personas cuya movilidad es reducida, los de información sobre el propio destino y su oferta, los de apoyo -como los servicios sanitarios con capacidad para atender a nuestros visitantes, los de atención a personas mayores o niños-, y, de manera especial, los que dinamizan el destino, como los servicios culturales y deportivos”. Se trata, por tanto, de impulsar “una cultura innovadora de consecución de la excelencia en nuestro destino y a ella nos vamos a consagrar”, aseguró la consejera.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies