Los “chalecos amarillos” protestan en Argana Alta contra la desigualdad

Miembros de varios colectivos insulares y locales realizaban su protesta enfundados en los reivindicativos “chalecos amarillos”, propios del movimiento activista francés.

Bajo el lema “En defensa de los derechos sociales, ¡Lanzarote dice basta!”, y coincidiendo con el Primero de Mayo, los ciudadanos de varios colectivos sociales y políticos de la Isla se enfundaban los chalecos amarillos para realizar sus reivindicaciones en Argana (Arrecife).

La manifestación comenzó en la explanada del centro socio cultural de Argana Alta y tuvo su recorrido por puntos claves de la zona. Era convocada por las organizaciones Argana viva, Mesa social por la mejora de la sanidad conejera, Plataforma feminista 8M Lanzarote, Las Kellys de Lanzarote, Plataforma por una vivienda digna. Fue también respaldada por los partidos políticos Podemos e Izquierda Unida, y por el sindicato Sindicalistas de Canarias (Las Kellys).

Explicaban en el manifiesto que leían a la conclusión de su recorrido, que este movimiento popular nace desde Argana Alta. Y aclaraban: “Somos el barrio de la isla de Lanzarote con mayor índice de vulnerabilidad social, y también el más olvidado por las instituciones públicas, que debieran ser de todos. Desde aquí, desde la casa de las trabajadoras y trabajadores precarios, desde las aulas masificadas, desde las familias que esperan las largas listas de la sanidad pública. Desde aquí, donde baja el olor a metano del vertedero insular, desde nuestras calles abandonadas en donde se entremezclan las culturas. Y desde nuestros parques destrozados, desde donde la corrupción construyó mamotretos de la vergüenza…”.

“Lanzarote es una isla desigual”

Los manifestantes criticaron que “Lanzarote no es que sea una isla pobre. Es una isla profundamente desigual y con grandes masas de trabajadoras empobrecidas”.

“Por eso estamos hoy aquí, en este Primero de Mayo. Porque hace falta conciencia, unidad, activismo y lucha para que las cientos de madres y padres de Argana y del resto de Lanzarote puedan irse a trabajar sabiendo que el próximo mes tendrán también un sueldo para llenar la nevera y dar de comer a sus hijos e hijas”, detallaron en su manifiesto.

También se concentraron junto al Hospital General de Lanzarote.

Los “chalecos amarillos” conejeros exigieron en sus reivindicaciones la derogación de la reforma laboral y “acabar con la contratación en precario”. Otras de sus reivindicaciones fueron aumentar los recursos de la inspección y aumentar el salario mínimo.

Reconocieron que hoy daban su “primer paso” el Argana, un primer paso de la toma de conciencia colectiva que los llevará, decían, a crear “una isla y un planeta más justo, equitativo, sostenible y solidario”.

One Response

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies