Las muertes por violencia de género dejaron huérfanos a 47 menores en 2019

Durante el año 2019, un total de 56 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas. En ese mismo año, la violencia de género acabó con la vida de 3 niños, todos ellos muertos a manos de sus padres biológicos, mientras otros 47 menores de edad quedaban huérfanos. En 12 de los casos (el 21,4 %) había denuncia previa.

Estos son algunos de los datos que se recogen en un informe elaborado y hecho público hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, que analiza las muertes causadas durante 2019 por la violencia de género y por la violencia doméstica en el ámbito de la pareja o expareja.

En el capítulo dedicado al estudio de los 12 casos en los que hubo denuncias previas, el informe incluye resúmenes individuales de los expedientes judiciales, una cronología de los hechos y actuaciones judiciales así como los antecedentes de malos tratos no sólo por el que terminaría siendo el autor del feminicidio sino también por anteriores parejas. Del mismo modo, figuran también los antecedentes de los agresores, en el caso de que hubieran sido condenados con anterioridad.

Este análisis pormenorizado es una herramienta útil que contribuye a detectar fallos del sistema o debilidades en la cadena de protección que sea prioritario reforzar, según señalan fuentes judiciales.

A la espera de la reforma legal que amplíe el concepto de violencia de género, de acuerdo con el mandato del Convenio de Estambul y con el contenido del Pacto de Estado contra la violencia de género firmado en España, el estudio no abarca los casos de violencia sobre la mujer ocurridos fuera de la pareja o expareja.

Una mujer asesinada cada 6,5 días

En 2019 hubo 56 asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas, tres más que en 2018, lo que supone una muerte por violencia de género cada 6,5 días.

A partir de los datos extraídos de los expedientes judiciales se puede concluir que el perfil de la víctima es el de una mujer con una edad media de 44,1 años (45,4 años en 2018) que en más de la mitad de los casos (64,3 %) mantenía la convivencia con su agresor en el momento en que se cometió el crimen.

Pese a que la cifra ha descendido con respecto al ejercicio anterior (en 2018 había convivencia en el 69,8 % de los casos), sigue siendo más alta en casi cuatro puntos si se compara con la media del periodo comprendido entre 2003 y 2018. En cerca de cuatro de cada diez feminicidios (39,3 %), el agresor era el marido de la víctima.

(Fuente: Observatorio contra la violencia de género).

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies