Lanzarote honra a César Manrique en el día del centenario de su nacimiento

Las imagenes aderezaron también un encuentro que giró en torno a la figura artística más relevante de la Isla, cuyo trabajo trascendió el arte y orientó el progreso socioeconómico.

Este miércoles 24 de abril se cumplen 100 años desde que nació en Arrecife el malogrado César Manrique (1919-1992), la principal figura cultural de la historia de Lanzarote. El Auditorio de Los Jameos del Agua acogió el acto institucional organizado por el Cabildo conejero para conmemorar esta efeméride. El encuentro estuvo aliñado con una alta presencia institucional, actuaciones musicales y un emotivo reconocimiento a los familiares del insigne artista.

Enmarcado dentro de los actos Manrique100, un programa de actos organizado con motivo del centenario del nacimiento del artista, el acto sirvió para repasar también cien años en la vida de la sociedad lanzaroteña.

“La historia nos enseña cuánto nos hemos visto obligados a trabajar para garantizar la supervivencia y el progreso. El esfuerzo, la inventiva, la voluntad, el duro obrar son los aparejos con los que se ha fabricado la transformación que nos ha traído hasta nuestros días”, decía este miércoles, 24 de abril, durante su discurso oficial el presidente insular, Pedro San Ginés.

Familiares (sobrinos y hermano) de César Manrique, junto al presidente insular.

San Ginés reivindicó la importancia de las instituciones en el éxito de la obra y legado de Manrique en Lanzarote. “Tan importante como “el sueño de Manrique”, fue encontrar a otros dispuestos a soñar el mismo sueño y a hacerlo posible de múltiples formas. La importancia del encuentro entre el acto de imaginación de Manrique y la visión del presidente del Cabildo de Lanzarote, José Ramírez Cerdá, explica muy bien el sentido profundo de las confluencias y las trayectorias decisivas”, matizó.

En cuanto al desarrollo de la gala; comenzó de una manera muy emotiva, con el relato de un artista excepcional. Felipe Megías desarrolló un espectáculo visual, muy impactante, ayudado solamente de sus manos y arena.

Las frases de César

En una pantalla blanca y en menos de 6 minutos dibujó paisajes de Lanzarote, desde la playa de Caleta de Famara donde Manrique hizo sus primeros trazos de niño y jugaba con José Ramírez Cerdá. Hasta las impresionantes obras de Timanfaya, el Monumento al Campesino.

El acto se celebró durante la mañana en el Auditorio de Jameos del Agua.

Se proyectaron numerosos vídeos, en los el propio César lanzaba sus mensajes más conocidos sobre su inspiración en la naturaleza, el arte y Lanzarote.

Frases tan vigentes como: “Me interesa el progreso como bondad y honestidad. Lo que condena y enriquece a un pueblo es la cultura, un pueblo sin cultura está condenado a la ruina”. “Hay que tener el talento de saber vivir, el arte de vivir”. “La gente dice que Lanzarote solo camellos y piedras y era la isla más fea del archipiélago”, para demostrar a todo el mundo que no fue así. “Toda la influencia que tengo es mi de la profunda observación de la naturaleza, la enorme belleza de una piedra o un campesino arando la tierra”.

Su sobrino, el también artista Eduardo Manrique, recordó una anécdota vivida con César durante cinco horas paseando por Manhattan. Y justamente ese fue el comienzo de uno de los momentos más emotivos de la gala.

Primero, el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, le entregó una réplica del Monumento a la Fecundidad, y, aún más. El fotógrafo suizo Linus G. Jauslin, que conoció a Manrique a mediados de los 70 y ya nunca se despegó de él hasta un mes antes del accidente, le entregó las placas originales de las primeras fotos conocidas de César con su hermana gemela, Amparo.

Pepín Ramírez

Hubo palabras muy sentidas hacia aquellos dos niños jugando en la playa de Caleta de Famara, César y José Ramírez Cerdá. Compañeros de mil batallas que sueñan con un mundo mejor. Los 14 años presidente del Cabildo de Lanzarote de Ramírez “se los pasaron jugando como si fueran aquellos niños de la playa y transformaron la isla”. El propio César decía que “teníamos un mundo poético propio; Pepín ha sido el padre de nacimiento de Lanzarote, junto conmigo”.

Rosana no quiso perderse la puesta en valor del artista y su obra.

Otro momento especial fue el protagonizado por la cantante Rosana, también nacida en Lanzarote, que interpretó dos temas. “Gracias por hacerme partícipe de esta celebración, de estos cien años de alguien que nos ha llevado siempre tan lejos, por tantos lugares del mundo. Estés donde estés, felicidades”, dijo lanzando un beso al cielo.

No podía preverse un final más emotivo… Alexis Lemes (al timple) y Adrián Niz (guitarra) junto con los músicos de la formación Lanzarote Ensemble Lanzarote, interpretaron una de sus canciones preferidas What a wonderful world. Así se cerraba el acto. Uno más de los que se sucederán durante los próximos meses en honor al más universal de los talentos conejeros.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies