Buscan a un menor senegalés que se fugó de casa en Lanzarote

Mor Fall es senegalés, tiene 16 años, estudia en el IES Blas Cabrera Felipe de Arrecife y juega en un equipo de baloncesto. El sábado tomó un vuelo hasta Gijón desde Lanzarote, después de que le denegaran la renovación de su visado para permanecer en el país. Los responsables del Club de Baloncesto Grubati, entidad en la que fichó esta temporada y que lo acoge en la Isla, han interpuesto una denuncia ante la Policía Nacional tras su desaparición, y ha iniciado también una campaña para encontrarlo.

El joven, ahora en paradero desconocido, fue visto por última vez el pasado sábado, 27 de mayo, en el Aeropuerto de Asturias, hasta donde viajó desde Lanzarote sin el conocimiento de la familia de acogida en la Isla. Según algunos testigos, llegó al Aeropuerto de Guacimeta acompañado por una mujer.

La realización de este trayecto fue confirmado por algunos viajeros lanzaroteños del mismo vuelo, que se lo encontraban en el avión hacia la Península. Él, mintiendo, comentó a quien se interesó por su viaje, que iba hasta Oviedo porque le harían allí unas pruebas en un conjunto de baloncesto de la zona.

La Policía Nacional y los directivos del CB Grubati especulan que Mor Fall decidió huir después de que le denegaran la renovación del visado de estudio, ya que su expediente académico no era favorable. En estos casos, según explican los investigadores, la denegación del visado supone que el joven deberá volver a su país, Senegal, para luego tramitar desde allí una nueva solicitud. Pero, parece ser que el muchacho no ha querido regresar a su país en esta circunstancia, aunque no hubiera pasado mucho tiempo hasta que habría estado de vuelta, nos detallan desde su Club. El jugador “tenía la convicción de que no lo iban a dejar salir de nuevo”, nos comentan desde el Club.

Mor Fall acudía habitualmente a las clases en el Instituto de Enseñanza Secundaria Blas Cabrera Felipe, y allí está integrado con el resto de sus compañeros. Su ilusión es ser jugador profesional de baloncesto. Mide 2,14 metros y juega de pívot. Ya el pasado año estuvo enrolado en el Club Los Toscones, de Fuerteventura, antes de recalar esta temporada en el combinado cadete del CB Grubati. Llegó a Lanzarote en julio de 2016.

Tras denegarle la renovación del visado por estudios, su represente presentó una reclamación, algo que rechazó el Ministerio de Interior por su expediente académico. Fuentes de la investigación no descartan que el joven haya recibido ayuda en su fuga ya que no se explican cómo pudo pagarse el billete de avión.

Para el Club donde milita es aún más “inexplicable” la desaparición de Mor Fall si se tiene en cuenta que en unas semana iba a realizar unas pruebas para un equipo de la Península, “que se interesó por el jugador”, según la versión del Club.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 12 junio, 2017

    […] Fall, el joven senegalés de 16 años que fue localizado en Gijón tras abandonar Lanzarote sin conocimiento de sus tutores, permanecerá bajo la tutela de los Servicios Sociales de la Comunidad de Asturias hasta una nueva […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies