La población reclusa insular desciende por primera vez en esta década

La progresión interanual del número de reclusos en la prisión de Lanzarote fue por primera vez negativa durante el pasado ejercicio, cuando pasó de los 458 reclusos censados en 2014 a los 403 registrados a finales de 2015, rompiendo así la dinámica alcista de los últimos años y situándose en cifras similares a las de 2011.

El incremento de personas en el Centro Penitenciario de Tahíche se explicaba a finales de la pasada década porque entonces el Centro lograba las condiciones operativas para dar acogida a penados lanzaroteños y majoreros, muchos de los cuales anteriormente cumplían sus penas fuera de estas islas.

La cárcel tiene una capacidad idónea que ronda los 500 internos.

Según los datos en la comparativa del Instituto Canario de Estadística (ISTAC), el verdadero salto en las cifras se producía en el período 2007-2011, cuando se pasó de 182 a 412 reclusos. Como se observa en la tabla inferior, la presente década ha vivido un crecimiento más sosegado de estos registros, hasta el pasado año, momento en el que descendió por primera vez.

El descenso de reclusos lanzaroteños del pasado año no puede explicarse por un descenso de la población ya que subió: durante 2015 la población de la Isla se incrementó en 1.269 personas (pasó de 141.940 personas en 2014 a las 143.209 de 2015).

estadistica-poblacion-reclusa

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies