La Noche Blanca no quiere convertirse en el gran “botellón trompetero”

noche blanca

Foto cedida Dpto. Cultura de Teguise.

Regresa la séptima edición de la Noche Blanca de Teguise con el objeto de sumar actividad y participación cultural en torno a una cita que concentra la mayor parte de visitantes ya en la recta nocturna, en los conciertos, pero que abre sus puertas por la tarde con un definido programa de actividades culturales.

Bajo un slogan que habla de “iluminación cultural”, el consistorio “trompetero” pone el acento esta edición en el bagaje cultural de la cita, en la línea de este tipo de noches en otras localidades regionales y nacionales.

Este martes ha comenzado a engalanarse la antigua capital insular para recibir a más de 8.000 personas.

Desde las 17 horas de este viernes 1 de julio comienza la oferta de ocio para los más pequeños, con talleres de cocina, juegos y demostraciones deportivas, así como teatro, danza, música, mucha magia, senderismo, Noche Negra de piratas en el Castillo, espectáculos y exposiciones varias, y fuegos artificiales que darán paso a conciertos en la calle, que se extenderán hasta las 4 de la mañana, explican desde el Ayuntamiento.

“Teguise se prepara desde hace tiempo para que la dinamización y la movilidad se realice con total comodidad y seguridad para las miles de personas que acudirán a lo largo de la tarde a la Villa, para lo que se han dispuesto todas las medidas de seguridad necesarias, así como un servicio de guaguas, deseando que todos disfruten de una noche especial en la que Teguise se ha propuesto una vez más iluminar la cultura en las calles del conjunto histórico”, ha señalado el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies