La consejera de Turismo responde a la residencialización en zonas turísticas

Jornada intensa de trabajo la de la consejera lanzaroteña de Turismo y Deportes del Gobierno de Canarias, María Teresa Lorenzo. Varias respuestas parlamentarias, y pocas de contenido superfluo. Bastante enrevesadas todas.

Nos sorprendió especialmente el retraso de nuestra Comunidad Autónoma en la legislación que logre recoger la residencialización en zonas turísticas. Lorenzo no pudo concretar los pasos para lograr amoldar la ubicación -en materia de propiedad, servicios o fiscalidad- de residentes en zonas turísticas, y adaptar la legislación a la solución del problema.

Es cierto que se trata de un asunto “transversal”, como comentaba la consejera, y que desde hace años se intenta acomodar las leyes de planeamiento a la realidad de que, en muchos de estos núcleos turísticos, la población residente es elevada y poco valorada.

Lanzarote no es ajeno a este asunto, y tiene un referente especial en Costa Teguise.

La interpelación parlamentaria de la consejera llegaba en concreto referido al caso del Plan General de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), que ha generado ríos de tinta sobre la escasa cabida de las viviendas utilizadas por residentes en estos espacios, algo que se repite aquí, allí, en Tenerife y en Fuerteventura.

María Teresa Lorenzo adelantó la elaboración de un diagnóstico y la posibilidad de establecer mecanismos de compensación urbana en el caso de abrir estos cambios de uso.

No es un asunto sencillo, pero cualquier avance en el mismo supondría una agradable noticia para los afectados, que exigen soluciones desde hace años.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies