La Cámara recoge las críticas sindicales sobre la gestión política de Arrecife

“Inquietud” en la Cámara de Comercio ante las quejas que dicen recibir de los empresarios arrecifeños, y variadas críticas sindicales por parte de los trabajadores del Ayuntamiento de Arrecife. Ese fue el caldo de cultivo de la última reunión entre dirigentes de la Cámara de Comercio de Lanzarote y los representantes sindicales de la Mesa de Negociación (UGT, CCOO y SEPCA) y miembros del Comité de Empresa del Ayuntamiento de Arrecife. El objetivo era analizar posibles soluciones, que pasan por la implicación de sus trabajadores, como estima la Cámara.

La reunión respondía, aclaran sus promotores, “a la inquietud de la Cámara de Comercio ante la situación de parálisis que vive la capital de la isla”. Desde la Cámara afirman que siguen recibiendo “numerosas quejas tanto de empresarios como de ciudadanos, y la responsabilidad apunta no solo a los responsables políticos sino también a los técnicos y trabajadores de la institución”.

El Ayuntamiento de Arrecife tiene 429 empleados, de los que 230 son funcionarios; 25 cargos públicos, de los que 18 están liberados (13 del grupo de Gobierno y 5 de la oposición) y 12 asesores, según los datos que facilita la Cámara.

En opinión de los representantes del Comité de Empresa, el Ayuntamiento “carece de organización, de estrategia y no tiene una dirección clara. “La deriva que ha ido tomado en los últimos años va en continuo deterioro, siempre a peor”, han explicado los representantes sindicales.

La Cámara apunta hacia varios problemas que exponen los trabajadores:, “No hay vínculo entre los cargos públicos y el personal, mientras los dirigentes carecen de cualificación, capacidad y experiencia, el personal no se siente reconocido, ni motivado, ni dirigido. Hay arbitrariedad en la concesión de formación de trabajadores, no hay opciones de promoción interna y la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) no se actualiza desde 2008. Todo esto, debido a que el departamento de Recursos Humanos siempre ha estado mal gestionado. Hay una clara falta de dirección, liderazgo, estrategia y orden”, concluyen.

Lipotimias entre los trabajadores

También critican desde la Cámara de Comercio los testimonios de los sindicalistas, que denuncian el estado de las instalaciones. Lo definen como “un edificio fragmentado, repleto de recovecos, que no permite que fluya ni la comunicación ni el trabajo”, por lo que la Cámara de Comercio de Lanzarote apunta como solución un posible cambio de ubicación del Ayuntamiento.

En opinión de los trabajadores, “el edificio incumple la normativa de accesibilidad, salubridad y seguridad. Se denuncian casos de lipotimias entre trabajadores y visitantes, debido a la falta de ventilación”, pero lo que más sorprende a los representantes sindicales es la falta de inspecciones en el Ayuntamiento, que sin duda llevarían a un cambio de ubicación.

Además, “se incumple con la normativa en planes de igualdad, con casos de acoso laboral y medidas discriminatorias aplicadas de forma arbitraria”, denuncian los trabajadores, para quienes el departamento de Recursos Humanos no tiene el peso y la importancia que debería tener.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies