José Montelongo afirma que se ha sentido “presionado y acosado”

“Nadie le ha pedido al concejal de Ciudadanos en Arrecife, Víctor Duque, que se retracte de sus palabras, cuando afirmó que había representantes socialistas que le animaban a presionar al alcalde anterior. Así que debemos de dar por válidas esas palabras”. Así se pronunciaba esta mañana en Cadena Ser Lanzarote, precisamente, el anterior alcalde capitalino, José Montelongo (PSOE), que reconoció que antes de su dimisión se sintió “presionado y acosado”.

En declaraciones a la emisora lanzaroteña, el que fuera hasta abril primer edil local, ha confirmado que ha pedido al Ayuntamiento de Arrecife una certificación sobre el Pleno donde el concejal de Ciudadanos, Víctor Duque, afirmó que recibía invitaciones de representantes socialistas en el plenario para presionar a su propio compañero en la Alcaldía, José Montelongo. Este último declaró hoy que “resulta muy grave que estas palabras se dijeran en un Pleno y nadie lo rectificara”; y añadió que “la secretaria insular del PSOE, María Dolores Corujo, tiene que decir algo al respecto”. Montelongo, suspendido cautelarmente de militancia, tiene intención de acudir con la certificación plenaria a las ejecutivas insular y federal de su partido para demostrar “un comportamiento irregular donde concejalas socialistas animaban a presionar a su Alcalde”, espetó. “Una imagen de partido muy triste, diría cualquiera”, acotó luego.

Enfrentamiento en la Insular socialista

José Montelongo criticaba en los micrófonos de Cadena Ser la designación esta semana de la nueva gestora insular por parte de la Comisión Ejecutiva Federal socialista, al que no consideró competente en esta materia: “Tendría que haber sido la Ejecutiva Insular quien lanzara esta propuesta a la Federal; y decidir ésta”, comentó; a la vez que puntualizaba que no tenía nada contra las cinco personas que conforman el nuevo órgano político municipal. Reconoció que le causó “sorpresa” la designación de la gestora, que dirigirá las decisiones del que definió como “más importante comité local socialista de Lanzarote, con 250 militantes”.

Montelongo, antes responsable del comité, reconoció que su intención era dimitir cuando se conoció que se cerraba el procedimiento previo del Caso Montecarlo, aunque el código ético de su partido señala la apertura de juicio oral como “tope”. Con todo, afirmó que lo hubiera hecho “en el momento en que fuera menos perjudicial para la capital”, pero recibió la noticia de su suspensión cautelar decidida por la Federal con nulo margen para, por ejemplo, “asegurar la aprobación del Presupuesto, que ha salido dos meses después y ha afectado a los vecinos”, dijo.

Sobre su situación judicial, añadió que el cierre del procedimiento fue sorprendente en abril, “porque incluso esa misma semana habían prestado declaración algunos testigos”, y apostilló que espera que fueran tomados en cuenta sus recursos, sobre los que aún nos se ha pronunciado el juzgado.

También se quejó públicamente -y reconoció que también lo hizo ante sus compañeros en la última reunión de la Ejecutiva Insular- que se han producido “filtraciones interesadas” del PSOE en Arrecife en su contra. En cuanto a la suspensión cautelar de militancia, aclaró que “no era definitiva”, y puso como ejemplo al eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies