Intervenidas tres piezas de ánforas de origen romano en un complejo de Tías

Efectivos del Destacamento de Protección de la Naturaleza de Timanfaya de la Guardia Civil han recuperado tres piezas de ánforas de origen romano, con más de 1.800 años de antigüedad -estiman- y que estaban expuestas en un alojamiento turístico de Tías. En esta actuación para recuperar las tres piezas cerámicas correspondientes a tres ánforas distintas era también denunciado el titular del complejo, que fue denunciado por una infracción administrativa a la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias.

Tras diversas inspecciones para evitar el tráfico ilegal de objetos arqueológicos, los agentes averiguaron que en un determinado negocio del municipio de Tías se exponían unas piezas cerámicas de presumible origen romano, con más de 1.800 años de antigüedad, según afirman los investigadores.

De esta manera, el pasado 16 de marzo, el DEPRONA acudió al lugar en cuestión y comprobó cómo el responsable del establecimiento carecía de toda documentación que amparase la legal tenencia de dichas piezas cerámicas, por lo que dada la procedencia ilegal de las mismas y que esa persona no había comunicado en ningún momento dicho hallazgo, se procedió a la incautación de las piezas y a la denuncia administrativa del propietario por infracción a la Ley 4/1999, artículo 96.

Finalmente las piezas fueron incautadas y depositadas en el Fondo Arqueológico del Cabildo de Lanzarote para un mejor estudio y valoración de las mismas.

La Guardia Civil recordaba este sábado que la Ley 4/1999 de Patrimonio Histórico prevé diferentes sanciones ante actos que dañen o perjudiquen los bienes y objetos históricos y arqueológicos. Son multas que pueden llegar hasta los 600.000 euros. En este caso concreto del municipio de Tías, la normativa establece multas desde 3.001 hasta 150.000 euros.

Ánforas del yacimiento de Isla de Lobos

A raíz de las primeras indagaciones realizadas por los agentes, presumiblemente, consideran que el origen de las citadas piezas cerámicas podría ser el yacimiento arqueológico de origen romano de la isla de Lobos.

De confirmarse, hay que apuntar que la legislación establece penas de cárcel para el expolio de bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, o en yacimientos arqueológicos (terrestres o subacuáticos). Los infractores se pueden enfrentar a penas de prisión de entre seis meses y tres años; o a multas que van de los doce a los veinticuatro meses.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies