Denuncian en una explotación ilegal a 50 vendedores-compradores

unnamed (11)

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la  Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas, ha procedido a la identificación y posterior denuncia administrativa de más de 50 personas, el pasado día 24 del presente mes, al localizar una matanza clandestina e ilegal en el barrio de Calderín, municipio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria).

La investigación se inició en el transcurso de las actividades que realiza el Seprona para el control de las medidas higiénico sanitarias que deben cumplir los alimentos, realizando varios servicios encaminados a prevenir la matanza irregular y clandestina del ganado dispuesto para el consumo humano.

Inspección y modus operandi

Por todo ello, los componentes del SEPRONA localizan una explotación ganadera ilegal, donde se estaba llevando a cabo el sacrificio de animales sin las medidas higiénicas sanitarias correspondientes.

Este acto debe hacerse en mataderos autorizados y con supervisión veterinaria que pueda certificar que los animales son aptos para el consumo humano y que las instalaciones reúnen las condiciones sanitarias.

En el momento de la inspección los agentes encontraron 35 animales sacrificados, paralizándose con esta actuación la muerte de otros 28 animales, que aún permanecían vivos en corrales de la explotación ganadera y dispuestos para el sacrificio.

Por todo ello, se solicitó la colaboración de un inspector veterinario perteneciente al Servicio Canario de Salud (Área de Salud de Gran Canaria) para levantar acta por una infracción recogida en la Ley General de Sanidad que posteriormente la Guardia Civil dará conocimiento a la Consejería de Ganadería del Gobierno de Canarias, por ser el organismo competente.

En el lugar de los hechos se identificó al titular de la explotación ganadera y a más de 50 personas que esperaban para proceder a la compra de los animales muertos, todos ellos infractores a las correspondientes normativas de sanidad.

Normativa reguladora

Las irregularidades observadas por los agentes del SEPRONA se reflejan en la LEY 8/2.003, DE 24 DE ABRIL DE SANIDAD ANIMAL,  dirigidas a la Consejería de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias y la  LEY 14/1.986 DE 25 DE ABRIL GENERAL DE SANIDAD cuyo organismo competente es la Consejería de Sanidad y Consumo del Gobierno de Canarias (Área de Salud de Gran Canaria), siendo estas por  realizar el sacrificio de animales sin contar con las correspondientes medidas sanitarias, así como control de un veterinario, poniendo en grave riesgo la salud pública por tratarse de ganado cuyo destino es el consumo humano, así como por comprar alimentos que  no cumplen las condiciones higiénico-sanitarias establecidas careciendo sin identificación individual.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies