Gobierno y Estado planean subir un 6% las inspecciones contra el fraude

El Gobierno de Canarias y la Subdirección General para la Inspección de Trabajo diseñan un plan extraordinario por el que la Inspección incrementará su plantilla con funcionarios de otras provincias y durante determinados periodos de mayor actividad económica en las islas.

El objetivo, según detallan desde el Gobierno, será incrementar las actuaciones destinadas a velar por la calidad en el empleo y vigilar que se cumplan, entre otros aspectos, las jornadas laborales establecidas en los contratos, que los trabajadores estén de alta en la Seguridad Social y detectar los falsos empleos a tiempo parcial.

El plan se abordó durante la última reunión entre el viceconsejero de Empleo y el director general de Trabajo, Emilio Atiénzar y José Miguel González respectivamente, y el director general de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Gabriel Álvarez del Egido, el subdirector general para la coordinación en materia de Relaciones Laborales, Rafael Luis García Mates, y la Subdirectora General para la Inspección en materia de Seguridad Social, Economía Irregular e Inmigración, Begoña Buces.

Durante el encuentro, los responsables del Gobierno de Canarias expresaron las necesidades de las Islas en materia de inspección laboral y buscaron la coordinación de este plan extraordinario de la Inspección, que se desarrollará en este año, para evitar el fraude. También ahondaron en el contenido del convenio anual establecido entre el Estado y el Gobierno de Canarias, y en el que se han programado un total de 25.548 inspecciones que generarán más de 60.000 actuaciones al finalizar el año.

Estas actuaciones planificadas supondrán un incremento del 6% respecto al año anterior, de las inspecciones orientadas a vigilar los derechos básicos de los trabajadores en materia de contratación, salarios, horario de trabajo, condiciones de seguridad, salud, igualdad y protección social.

En la actualidad en Canarias intervienen 92 inspectores y subinspectores y durante el pasado año culminaron 27.277 actuaciones, por encima de las programadas que para ese año fueron de 24.900.

Estas intervenciones generaron en 2016 la transformación de 7.757 contratos que no reflejaban las condiciones reales en las que estaban las personas empleadas, o hacían más horas de las contempladas en el trabajo. En cuanto a la economía sumergida, afloraron 5.397 empleos, detallaron.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies