El autor de un fraude inversor en criptomonedas es detenido en las islas

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido al responsable ejecutivo de una empresa con sede en Canarias que, supuestamente, defraudaba mediante inversiones en criptomonedas haciendo uso una estafa tipo Ponzi.

Asimismo, se han practicado cuatro registros en oficinas y domicilios ubicados en distintos puntos de la isla de Tenerife, concretamente en las localidades de Adeje, Arona y Candelaria.

En la operación se han intervenido tres vehículos de alta gama, abundante documentación y dispositivos electrónicos, y se ha procedido al bloqueo de numerosas cuentas bancarias a nombre de las personas investigadas.

La investigación comenzó durante el pasado mes de septiembre, cuando tres afectados interpusieron sus respectivas denuncias por estafa. Al mismo tiempo, los agentes obtuvieron informaciones de actividades financieras sospechosas recibidas en unidades centrales de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

Posteriormente, los agentes detectaron otros 23 afectados más. Fruto del análisis de toda la información se averiguó la existencia de esta estafa tipo Ponzi, relacionada con inversiones en criptomonedas.

Ponzi, una estafa piramidal

Una estafa tipo Ponzi es una operación fraudulenta de inversión que implica el pago de intereses a los inversores de su propio dinero invertido o del dinero de nuevos inversores.

Esta estafa consiste en un proceso en el que las ganancias que obtienen los primeros inversionistas son generadas gracias al dinero aportado por ellos mismos o por otros nuevos inversores que caen engañados por las promesas de obtener, en algunos casos, grandes beneficios. El sistema funciona solamente si crece la cantidad de nuevas víctimas.

En este caso, la investigación se ha centrado en una empresa que ofrecía software que permitían programar estrategias de inversión en criptomonedas y hacer trading las 24 horas del día sin interrupción. Al mismo tiempo, desde la empresa se había articulado un sistema de canalización del dinero en criptomonedas, a través de monederos digitales, que permitía distraer el control de las inversiones realizadas por los clientes de la empresa.

La empresa investigada emitió un comunicado en el que se informaba a los clientes de la congelación de varios software de inversión con la imposibilidad de recuperar el capital invertido por los clientes. Ante esta situación, y contando los investigadores con que la empresa podría estar distrayendo gran parte del dinero invertido por sus clientes para provecho propio, se procedió a la detención del responsable ejecutivo de la empresa.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies