La Guardia Civil detiene a dos personas por delitos contra el patrimonio

La Guardia Civil ha detenido en la Isla al autor de un robo con fuerza en un hotel de Costa Teguise y al presunto protagonista del robo de una bicicleta de montaña que había sido sustraída el pasado verano.

En la primera de las actuaciones, fueron los miembros de la Guardia Civil  del Puesto Principal  de Costa Teguise los que, el pasado 5 de enero, detenían a un hombre -de nacionalidad española e iniciales D.E.A.M.- de 40 años de edad y con numerosos antecedentes policiales, por un delito de robo con fuerza ocurrido en la habitación de un complejo turístico de la localidad de Costa Teguise.

La investigación se inició a raíz de una denuncia presentada en dependencias de la Guardia Civil de Costa Teguise, en la que se ponía en conocimiento la comisión de un robo con fuerza ocurrido en la noche de Fin de Año, en la que aprovecharon la ausencia de los perjudicados -clientes del hotel- mientras estaban cenando.

De los objetos sustraídos destacaban la cantidad de 100 euros en efectivo, unas zapatillas deportivas de señora, un  pantalón de montaña y un polar, valorado todo en unos 300 euros.

Se da la circunstancia curiosa de que D.E.A.M. fue detenido anteriormente por varios delitos contra el patrimonio -los días 2, 14 y 21 de diciembre- reconociendo los agentes una zapatilla deportiva de su propiedad que se dejó olvidada en el lugar de los hechos. Esto fue imprescindible para su identificación, según el informe de la Benemérita.

Además, la Guardia Civil logró recuperar las zapatillas sustraídas, las cuales llevaba puesta D.E.A.M. en el momento de su detención. Esto señaló con mayor claridad a la presunta autoría de un delito de robo con fuerza en las cosas, quedando el detenido a disposición judicial del correspondiente Juzgado de guardia de Arrecife.

Vendiendo una bicicleta robada

La segunda actuación la realizaba la Guardia Civil del Puesto Principal de San Bartolomé,  que detenía a una persona de nacionalidad española -e iniciales S.J.L.O- por ser el presunto autor de un delito de hurto.

Fue a mediados del mes de junio de 2016 cuando se presentaba en este Puesto “batatero” una denuncia en la que se comunicaba la sustracción de una bicicleta que se encontraba en las zonas comunes de un complejo residencial de Playa Honda,  valorando la bicicleta en unos 800 euros.

Los componentes del Área de Investigación del referido Puesto realizaron las correspondientes pesquisas para la localización e identificación del posible autor. Finalmente, el pasado día 5 de enero detectaron la venta de la bicicleta en un establecimiento de compra-venta de segunda mano, situado en la localidad de Arrecife.

Por todo ello, los agentes procedieron a la detención de S.J.L.O., el cual no pudo acreditar la procedencia de la misma, siendo recuperada y entregada de manera inmediata a su legítimo propietario.

La Guardia Civil recordaba hoy que la compra de efectos sustraídos está tipificada en el Código Penal como Delito de Receptación, con penas que van desde los seis meses a los dos años de prisión.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies