CCOO denuncia que Tragsa prevé despedir a 81 trabajadores en Canarias

Tragsa se dedica preferentemente al sector de la agricultura y forestal, así como a tareas de protección del medio ambiente. Tiene presencia en cada una de las ocho islas de nuestro Archipiélago.

El sindicato Comisiones Obreras se ha mostrado contrario a que el Grupo Tragsa mantenga el mismo número de despidos que en 2013, dado que cree que “la situación de la empresa pública es radicalmente distinta” a la existente en aquellas fechas, donde recortó la plantilla.

Según CCOO, “se ha aumentado el número de contrataciones eventuales, han llegado al límite en cuanto a subcontratación y además ponen pegas para disfrutar vacaciones o días de asuntos propios lo que nos parece absurdo e ilógico cuando se pretenden destruir tantos puestos de trabajo en las islas”.

Los trabajadores y trabajadoras de Tragsa quieren acabar con lo que definen “años de incertidumbre y desánimo”. Según el sindicato, la gran mayoría de la plantilla estaría dispuesta a hacer algunas concesiones a cambio de evitar los despidos y acabar con esta situación que consideran “transitoria y oportunista”. Y no descartan emprender movilizaciones en todos los niveles.

Afirman también que esta decisión podría afectar negativamente en las encomiendas de Cabildos insulares y Comunidad Autónoma a esta empresa.

Ya hubo un ERE en 2013

Este periplo comenzó en 2013, cuando el Grupo Tragsa planteó un ERE que afectaba a más de 1700 trabajadores y trabajadoras en todo el territorio nacional.

Tras un intenso periodo de negociación no hubo acuerdo, por lo que se acudió a los tribunales, donde la Audiencia Nacional dictaminó una sentencia de nulidad que obligaba a Tragsa a readmitir a todos y todas los trabajadores y trabajadoras que habían despedido hasta ese momento.

La dirección de la empresa recurrió esta sentencia al Tribunal Supremo.

Los sindicatos plantearon seguir negociando un plan de viabilidad del grupo empresarial con cero despidos, a condición de la retirada del recurso al TS, a lo que la empresa se negó.

Se empieza a partir de entonces a negociar un Plan de Viabilidad, algo tarde en opinión de los sindicatos, donde la dirección reconoce la posibilidad de hallar soluciones sin tener que despedir a nadie.

A los pocos meses, (octubre de 2015) las partes conocen el fallo del Tribunal Supremo que da por ajustado a derecho el ERE planteado por Tragsa en 2013 lo que la legitima para efectuar los despidos que propuso en su día.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies