CC recoge 120 medidas en un plan “de futuro económico y social” para las islas

Coalición Canaria-PNC presentó hoy un documento que bajo el nombre “Plan para el futuro social y económico de Canarias“, recoge más de 120 medidas que tienen por objetivo minimizar el impacto de la crisis económica y social provocada por el COVID-19 y acelerar la recuperación para evitar la pérdida de puestos de trabajo.

El documento fue presentado por el secretario general nacional de CC-PNC, José Miguel Barragán, y por el coordinador del documento, el senador autonómico Fernando Clavijo, quienes destacaron la implicación en este documento de expertos, representantes de los distintos sectores productivos y líderes nacionalistas con experiencia en el gestión pública.

En total, se trata de más de 120 medidas que tienen una cuantificación de unos 2.500 millones de euros y un horizonte temporal de dos años (mayo de 2020 a mayo de 2021).

Pero se plantea también que pueda prorrogarse en el tiempo y actualizarse si fuese necesario. Según detallaron ambos líderes nacionalistas, esa inversión se repartiría entre los 1.000 millones (de los 1.500 que debe el Estado a Canarias por sentencia firme -incumplimiento convenio Carreteras) a los que se suma 500 millones de los 1.700 millones en remanentes de tesorería que las corporaciones locales canarias tienen en los bancos y que gestionados por esas administraciones, sumarían recursos, gestión y esfuerzo y 1.000 millones créditos ICO al 0% de interés.

Barragán y Clavijo explicaron que aunque tanto Madrid como Bruselas deben articular planes y medidas especiales para Canarias “atendiendo a sus singularidades, nuestro REF y nuestro Estatuto y la condición de región ultraperiférica “no podemos esperar por el Gobierno central o por la UE”. “Es necesario que con nuestras herramientas y recursos Canarias comience a hacer su tarea, a tomar decisiones y medidas que nos permitan luego, cuando llegue esa financiación extra desde fuera, se termine de acelerar nuestra economía”.

Debate entre partidos

El secretario general nacional de CC-PNC explicó que este trabajo “que proponemos al Gobierno, al que ya se le ha remitido, resto de partidos políticos y agentes sociales para su debate y valoración” se suma a los numerosos paquetes de acciones remitidos en las últimas semanas, desde el minuto uno de la crisis, para mejorar la gestión de la crisis sanitaria y social. Y explicó que “entendemos que nuestra responsabilidad como principal partido de la oposición es sumar en la búsqueda de soluciones; el momento de la crítica no es ahora” ya que “en estos momentos lo que tenemos que hacer todos es arrimar el hombro, y cada uno desde su ámbito de responsabilidad, aportar para superar cuanto antes y con el menor daño social y económico esta situación”, expuso.

En este sentido, agregó que “entendemos que de esta situación no se sale en solitario; es necesaria la suma de esfuerzos para que la recuperación sea lo más rápida posible y el impacto en el empleo el menor y durante el menos tiempo posible. Y para ello, se necesita la implicación de todos los sectores y de toda la sociedad”. “Esta situación”, prosiguió, “requiere de responsabilidad colectiva y de responsabilidad individual; no hay colectivo que no sea necesario y no hay canario o canaria que no sea fundamental para recuperarnos”.

Por su parte, el senador autonómico destacó que el objetivo de este trabajo es evitar que Canarias llegue tarde a la crisis económica igual que se llegó tarde a la crisis sanitaria “cuanto antes la empecemos a trabajar en la segunda crisis; menores serán sus efectos”.

Medidas a corto y largo y plazo

Así aseveró que para sobrevivir en los próximos dos años, hay que tomar decisiones ya; hay que buscar recursos financieros y procedimientos ágiles para ayudar a los ciudadanos” a lo que añadió que “para mantener los servicios públicos y ayudar a los más desfavorecidos es necesario cuanto antes iniciar la recuperación de la economía y el empleo, garantizando así los ingresos públicos de nuestra Comunidad”.

Clavijo explicó que este plan que contiene medidas generales, medidas por sectores, a medio y largo plazo, busca que las consecuencias sociales y económicas sean coyunturales, y duren lo menos posible, y no permanentes. “Nuestra intención es que las distintas medidas de carácter general y sectorial vayan `apuntalando´ la actividad de los distintos sectores y actividades económicas para que el daño económico y en el empleo sea el menor posible y, al mismo tiempo, combinarla con acciones y medidas sociales que permitan, ‘dar sostén’ a quienes han resultado más dañados por la crisis para “acompañarlos” en la salida de la misma; hasta que sus empleos se recuperen y hasta que logremos volver a situación previa a la aparición del COVID-19”.

Para que ello sea posible es necesaria la reactivación económica que permita no solo la creación de empleo sino que ese empleo y esas empresas contribuyan con sus impuestos y así poder sostener las prestaciones sociales y la protección de los más vulnerables. Las dos vías deben ir de la mano si lo que se quiere plantear es una salida realista de la crisis, apuntó el senador nacionalista.

CC-PNC avanza que la desaparición de la actividad turística tendrá un efecto dominó sobre el resto de los sectores económicos de Canarias, que tenían en el mercado turístico su principal nicho de consumo y no existe, ahora mismo, alternativa alguna para compensar las pérdidas que producirá el “cero turístico”. La recaudación de los impuestos canarios —el bloque REF— se desplomará y afectará a la financiación de los Cabildos y
Ayuntamientos de Canarias.

También te podría gustar...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies